La robótica colaborativa, el futuro de la logística

La robótica colaborativa está empezando a implementarse en algunos procesos de la logística de las empresas y todo apunta a que poco a poco está inserción laboral de los robots vaya a más. Este hecho causará una revolución en la industria logística que no se hará esperar mucho más tiempo.

robótica colaborativa

Créditos fotográficos: istock maxuser

Esta intrusión de la robótica colaborativa se debe, en gran parte, al impulso que el ecommerce está teniendo en los últimos años y que demanda cada vez más una colaboración de los humanos con la robótica en lo que a industria logística se refiere.

Los gobiernos de los países más desarrollados, y algunos magnates de la distribución, ya han dado buena cuenta de la importancia de esta introducción paulatina de los robots en la logística de las organizaciones y por eso ya han empezado a invertir en esta rama de la ciencia, impulsando la investigación en el terreno de la robótica y que, por supuesto, tendrá un gran impacto en la futura forma de trabajar en la cadena de suministro.

Lo cierto es que ya existen empresas que están empezando a introducir la robótica colaborativa en el transporte de pequeños paquetes y realizar entregas en el mundo ecommerce. Por lo que ya se habla de los nuevos dispositivos robóticos denominados “cobots” y que se caracterizan por ser robots que no tienen un precio muy elevado, sencillos de programar y de introducir en el día a día de los trabajadores, además de ser los nuevos compañeros de estos que ayudarán a aumentar la calidad y la eficiencia en la producción.

 

Los “cobots”, un futuro no muy lejano

Los cobots son robots que permiten que se les programe fácilmente y sin necesidad de que la persona que lo haga posea una especialización específica en robótica o entendimientos muy avanzados de programación.

Ni siquiera estaríamos hablando de una programación en sí, sino que se trata de enseñar al robot la manera en que se hace, como si de una persona se tratase. Simplemente realizando previamente los movimientos que deseamos que realice, el sistema operativo del robot lo reconocerá y lo guardará para repetirlo. Este hecho hace que sean los mismo operarios de fábrica los que lleven a cabo la formación y que facilite la puesta en marcha en una sección u otra.

Otra de las grandes ventajas de la robótica colaborativa radica en la seguridad que ésta proporciona y que permite trabajar codo con codo junto con los operarios, sin la necesidad de un vallado como pasa con los actuales sistemas de robótica existentes.

Los nuevos cobots poseen sensores de fuerza y consumo y así pueden lograr identificar posibles choques, lo que hace que se interrumpa la actividad y que pueda causar daños a los trabajadores.

Es cierto que la robótica colaborativa puede poseer aún algunos inconvenientes, como puede ser una cierta limitación de carga a la hora de transportar y la poca rapidez de sus movimientos, pero goza de ciertas virtudes que hacen que como venimos comentando a lo largo del texto se vayan implementando en la industria logística de forma casi inminente y que llevará a que dicha industria cambie por completo su manera de trabajar.

Es decir, que a partir de no mucho tiempo vamos a encontrar de manera cada vez más frecuente y normalizada que los robots estén trabajando mano a mano en los almacenes de muchas empresas por todos los beneficios y ventajas que la robótica colaborativa les puede aportar.

 

Post relacionados:

 

EOP - CTA BOFU Blended POST

Publicado en Noticias Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management