No todas las innovaciones son capaces de hacer que una cadena de suministro sobresalga del resto, que sea única y diferente. Para que una supply chain tenga potencial de movimiento, sea dinámica y por lo tanto más competitiva, se necesita conocer las necesidades del negocio en profundidad, la perspectiva de consumo que tiene el usuario y abordar el tema de la tecnología de una manera racional para encontrar una consonancia entre deseo y realidad.

cadena de suministro dinámica

Créditos fotográficos: istock maxsattana

Considerando pues esto, las claves para saber en qué tecnología invertir para potenciar ese dinamismo de la cadena de suministro son:

La empresa no solo ha de invertir en un proyecto tecnológico porque sea novedoso o creativo, tiene que aportar valor, de lo contrario por muy prometedor que sea no le ayudará en nada. Por lo que la preferencia por una tecnología u otra, debe estar basada en una planificación integrada y en un estudio a fondo de la organización, la competencia y el entorno.

También es necesario reflexionar sobre otros temas importantes como la sostenibilidad y la responsabilidad social, ya que estos asuntos tienen un impacto en el consumidor mucho mayor que cualquier otro factor que pueda aportar esta innovación.

Además, el nivel de requisitos tecnológicos es distinto en una empresa que en otra, así pues, es fundamental que la organización se conozca a sí misma, a sus clientes, sus proveedores y qué es lo que esperan de ella.

Por lo que, en el momento de elección de la innovación tecnológica que una empresa quiere presentar a su cadena de suministro, la analítica avanzada tomará un papel primordial, sus bases son:

  • Velocidad inexcusable para hacer frente a los cambios continuos de los mercados.
  • Soporte en la búsqueda del equilibrio y la administración de la volatilidad.
  • Ocasión de obtener ventaja cuando se dan ciertas circunstancias (Flaqueza de la competencia o apertura de nuevos mercados, por ejemplo)
  • Disminución de la incertidumbre.
  • Optimización de la productividad.

Los pronósticos y vaticinios básicos no son suficientes. Se hace indispensable contextualizar, obtener un panorama completo de todas las alternativas posibles y qué impacto tendrán sus efectos.

 

Tendencias en tecnología para los próximos años

Fundamentarse en el análisis es la mejor alternativa cuando se quiere innovar en la cadena de suministro. Además, es conveniente estar al día y enterarse de las últimas novedades y noticias. Algunas de estas novedades son la carencia de empleados con las habilidades y las capacidades necesarias, los aspectos tan volátiles de la demografía, o el aumento de la capacidad de los mercados actuales, que actúan en la composición de una nueva cadena de suministro.

Por lo que entre las tendencias tecnológicas que se van a seguir a lo largo de los próximos años se encuentran:

  • La microsegmentación: Será clave para alcanzar el éxito. Conocer cuál es la parte exacta que le hace al consumidor tomar una decisión de compra u otra. Para tener información sobre este dato se hace necesario tener consciencia de los segmentos de usuarios o consumidores micro, para conocerlos de manera individualizada. Con esta información la empresa será capaz de atender de manera eficaz a todos y cada uno de sus clientes.
  • Las RRSS: Parte clave para la retroalimentación. Mediante el social media y gracias al feedback con los clientes, la cadena de suministro podrá responder de forma proactiva, dinámica y rápida.
  • La inteligencia artificial: Integrándose en las actividades principales de la cadena de suministros, se logrará que influya de forma fundamental en los cambios tecnológicos que se darán en los años próximos, como por ejemplo ya está sucediendo con el Internet de las cosas.

 

POST - TOFU - Lean SC [Duplicate]