La triple A para una ventajosa cadena de suministro

Habitualmente, las organizaciones se han centrado en mejorar su cadena de suministro intentando incrementar la velocidad y reduciendo los costes. No obstante, la evidencia empírica ha probado que esto no es suficiente y que además son inevitables otras condiciones complementarias para potenciar una ventaja competitiva.

triple A

Créditos fotográficos: istock Wavebreakmedia

En un artículo del Harvard Business Review de 2004, el Dr. Hau L. Lee, profesor de la Stanford Graduate School of Business y director del Stanford Global Supply Chain Management Forum, redactó el desenlace de su investigación, en la cual estudió las estrategias de las supply chain de más de sesenta organizaciones que en aquella época se encontraban en la cúspide del mercado.

Coincidiendo con los periodos de crecimiento de la economía, la gestión de la cadena de suministro prestaba mayor atención a la velocidad de ésta a pesar de que conllevara unos costos superiores, ya que su principal objetivo era satisfacer la gran demanda existente.

En momentos de recesión económica este esfuerzo por aumentar la velocidad sin tener en cuenta los costes que generará se volvía en sentido opuesto y se centraba en la reducción de costes por encima de cualquier objetivo.

Aquellas empresas que secundaban este modelo de dirección de la cadena de suministro no lograban crear ninguna ventaja competitiva, pero algunas de las grandes organizaciones en ese momento, y que no se vieron afectadas por las crisis económicas, hoy en día siguen siendo empresas considerables, con ventajas competitivas con respecto al resto de su sector.

Esto es así porque, además de intentar potenciar la velocidad de la cadena de suministro a los menores costes posibles, combinaban otras aptitudes complementarias que juntas formaban la fórmula perfecta para la creación de ventajas competitivas.

Así pues, el Dr. Lee recopiló las cualidades complementarias y creó “La triple A de la cadena de suministro” resolviendo que una cadena de suministro debe contar con Agilidad, Adaptabilidad y Alineación, además de la velocidad y la reducción de costes comentada anteriormente.

 

Tres características complementarias e imprescindibles

  • Agilidad

Una respuesta rápida y un suministro inmediato a las fluctuaciones de la demanda es una de estas características. Esta gran capacidad de reacción frente a los cambios en los hábitos de consumo, o ante la cada vez mayor globalización que exige adecuarse a los nuevos mercados y constituir relaciones más costosas, es lo que otorgará una ventaja competitiva a una cadena de suministro respecto a otras que sólo se centren en velocidad y eficiencia de costes.

  • Adaptabilidad

Poseer las habilidades necesarias para evolucionar y adaptarse a los cambios del entorno, supone una de las tres características de la triple A. La volatilidad de los mercados en la actualidad, hace de esta adaptabilidad una condición imprescindible para lograr alguna ventaja competitiva. Con los avances en tecnología, la era del comercio electrónico y la cada vez mayor exigencia del consumidor, las cadenas de suministro competitivas han de ir evolucionando y transformándose a la par que los mercados, las tecnologías y los consumidores, que también lo hacen.

  • Alineación

Frente a los contextos logísticos actuales, la alineación es una característica indispensable para aumentar la productividad y la flexibilidad de la nueva supply chain. Esto representa que los distintos individuos que intervienen en la cadena tienen la obligación de perseguir unas metas particulares, que a su vez estén alineadas con los objetivos comunes de los demás participantes en dicha cadena. Así pues, se llegará a que el trabajo realizado por ciertos operarios repercutirá no sólo en sus resultados sino que también lo hará en el rendimiento de los demás y en la de la cadena logística.

 
Post relacionados:

CTA - eBook - Técnicas de motivación y gestión de equipos
Publicado en Noticias Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management