La UE despierta el nerviosismo del sector del transporte en Europa

Justo en plena recuperación del sector del transporte en España, aún tímida pero ya perceptible, la Unió Europea desata la polémica con la reciente propuesta de Reglamento que regirá en la toma de decisiones comunitarias sobre el destino de partidas económicas de financiación a proyectos de transporte (EFSI-Investment Plan for Europe, un proyecto dirigido por el European Investment Bank).

Asociaciones españolas y de ámbito europeo, entre las cuales se cuentan la European Sea Ports Organisation (ESPO), la Community of European Railway and Infrastructure Companies (CER), la European Rail Freight Association (ERFA) y la FEPI (Federación Europea de Puertos Interiores), han emitido conjuntamente una carta pública y abierta dirigida a los distintos grupos de trabajo implicados en financiación del transporte e inversiones estratégicas en Europa, además de a los miembros de la Comisión y el Parlamento europeos, haciendo patente su preocupación por los primeros borradores de la nueva normativa comunitaria a los que han tenido acceso.

sector del transporte

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre innovaciones en la cadena de suministro

PILL CTA - eBook - e-Commerce y la nueva cds

Las preocupaciones del sector del transporte europeo

La principal preocupación del sector del transporte en Europa, claramente reflejada y destacada en la misiva, es la necesidad de una mayor inversión en infraestructuras que permitan agilizar el transporte intracomunitario de mercancías, principalmente por ferrocarril y carretera, con el objetivo de cubrir una demanda que a día de hoy no cuenta con una solución a la altura de las expectativas del mercado de consumo. En este sentido, las organizaciones firmantes de la carta celebran que se afronte finalmente, con la requerida decisión, un plan de inversiones que permita modernizar estas infraestructuras, pero a la vez ponen de relieve algunas de las claves que a su parecer deben tomarse en consideración a la hora de definir las indicaciones que constituirán el nuevo plan europeo de inversiones.

Entre sus motivos para el nerviosismo, se cuenta la posibilidad de que el EFSI merme seriamente los fondos para subvenciones de proyectos de transporte y logística otorgadas por la Agencia Ejecutiva de Competitividad e Innovación (INEA) en el marco del programa CEF (Connecting Europe Facility). Y no solo eso: las organizaciones firmantes también aseguran que las prioridades definidas en el EFSI, aún con carácter provisional, no responden a las necesidades reales del sector del transporte en Europa y se alejan de las prioridades establecidas en el plan TEN-T.

Mediante sus alegatos afirman, entre otras cuestiones, que el EFSI representa un cambio sustancial en la orientación de las políticas de transporte comunitarias establecidas por el TEN-T, una modificación que no ha sido lo suficientemente evaluada, debatida ni consensuada por todas las partes implicadas.

Lo que parece subyacer en el trasfondo de la carta, a la vez reconocido también abiertamente por sus distintos artífices, es que el nuevo plan europeo de inversiones estratégicas no establece ninguna prioridad del sector del transporte frente a otro tipo de inversiones, dejándolo solo en una lucha por las subvenciones en la que también compiten sectores estratégicos con tanto peso y fuerza como el energético, frente al cual las asociaciones de transportistas entienden que parten con desventaja.

El sector del transporte no será el único afectado por el EFSI; también las inversiones en educación o sanidad quedarán sujetas a las resoluciones finales adoptadas, con lo cual sus efectos se harán notar, ya a medio plazo, en cada uno de sus ámbitos de incumbencia.

Post relacionados:

CTA - eBook - eCommerce y la nueva CdS

Publicado en Noticias Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management