La unitarización del proceso logístico forma parte de una medida de manipulación necesaria para la preparación del pedido en grandes cantidades. Una de las tantas fases por las que debe pasar la Supply Chain para preparar el material en la gestión de almacenaje destinada a la distribución y, así, acercar el producto final al cliente en las mejores condiciones. La unitarización es, por tanto, un método para agrupar la mercancía que debe tenerse muy en cuenta para dinamizar el procedimiento logístico de las grandes empresas y obtener una mayor productividad.

unitarización

Créditos fotográficos: istock endopack

La unitarización de la carga de mercancías es un procedimiento que, en los últimos años, ha adquirido gran relevancia debido a la aplicación de las nuevas tecnologías y la automatización de las operaciones. Esto es debido, principalmente, a que la forma en la que preparemos y distribuyamos la mercancía, influirá proporcionalmente a la calidad del producto final y, será, por tanto, un valor añadido para el cliente.

 

¿Qué es la unitarización en la Supply Chain y en qué formas se presenta actualmente?

La unitarización, como parte de las operaciones de distribución, consiste en el proceso de ordenar y acondicionar correctamente la mercancía en unidades de carga para su transporte. Es decir, con la finalidad de facilitar el transporte, se realiza la agrupación de uno o más ítems en unidades superiores de carga (movilizadas como unidad indivisible) que deben conservar toda su integridad sin el menor daño durante el tiempo que dure su traslado. Su uso es válido tanto para el mercado interno como para el internacional.

Lo principal de la unitarización es, en suma, conseguir asegurar la total integridad de las mercancías durante su transporte, lo cual supone un procedimiento de seguridad imprescindible para la Supply Chain.

Hay que tener en cuenta que, para preparar la mercancía, hay que utilizar un envase adecuado según sean sus características y necesidades, por lo que habrá sistemas de unitarización distintos según la empresa y productos que se traten. No obstante, ello no quiere decir que la carga unitaria no deba ceñirse a las normas y reglamentaciones internacionales impuestas para cumplir con los requisitos de seguridad. Por tanto, el tamaño y peso de la carga deberá ajustarse a las reglamentaciones y acuerdos generalizados.

 

La paletización y la contenerización, como formas de la unitarización de la carga

Unas de las modalidades más comunes de unitarización de la carga son la paletización y la contenerización. Tanto el uno como el otro son métodos que facilitan en gran medida el trabajo de los operadores para la preparación de pedidos al reducir hasta un 80% el tiempo de manipulación.

Al mismo tiempo, son sistemas de carga de gran importancia para las industrias, cuya administración del flujo de mercancía, desde su producción a su lugar de venta final, debe entregar el producto con la calidad que exige el cliente, en el tiempo preciso y a un costo razonable.

La paletización es uno de los primeros intentos de unitarización de la carga que consiste en colocar un cargamento sobre una plataforma construida en función de los requerimientos de cada empresa para sus productos. Las dimensiones del pallet van, asimismo, acordes con las dimensiones del producto o envase y del lugar donde se realiza el transporte, y facilitan enormemente el levantamiento y manejo de la carga. Aunque para la carga de pallets, normalmente se hace utilizando una transpaleta, también es posible hacerlo con una carretilla elevadora, una máquina paletizadora o un paletizador automático.

La contenerización, por su parte, es otro método de distribución que utiliza una unidad de transporte de carga llamada contenedor. Este sistema permite el manejo de carga como una unidad indivisible y más segura, ya que es inviolable. Por sus características, solo se llena, vacía y estiba en el lugar de origen y destino, lo cual resulta muy eficaz para distribuir la mercancía por largas distancias mediante el transporte combinado.

En los últimos años, la automatización del picking manual para la manipulación de cargas en los almacenes ha supuesto un gran avance en estas técnicas de unitarización. Una evolución tecnológica que optimiza mucho más los procesos logísticos para la gestión de almacenes y la distribución de mercancías.

Algunas de las ventajas de un buen sistema de unitarización se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Agrupa y facilita la manipulación de mercancías.
  • Mejora el aprovechamiento del espacio del almacén y del lugar de transporte.
  • Mejor control de la recepción y entrega de mercancías.
  • Protege la mercancía que debe ser movilizada y reduce los posibles daños que se pueden producir, consiguiendo mayor seguridad.
  • Facilita la identificación y ubicación de productos.