Las 4 claves del picking manual libre de riesgo

Lesiones músculo – esqueléticas, atrapamientos, exposición a alérgenos ambientales o sustancias nocivas, fatiga, posturas forzadas o sobreesfuerzos son algunos de los riesgos asociados al picking manual.

Créditos fotográficos: AntonioGuillem

Pese a que la automatización ha sustituido la manipulación manual de cargas en muchos almacenes, todavía quedan algunos o determinadas áreas donde son los propios operarios quienes se encargan de buscar los ítems, levantarlos y transportarlos. Esta circunstancia supone una fuente de riesgos que una buena planificación puede minimizar o incluso eliminar. ¿Sabes cómo optimizar la función de almacén para mejorar las condiciones de trabajo de los empleados que desarrollan allí su actividad?

 

TEXT - TOFU - Tendencias de futuro SC 2020

 

Un picking manual más seguro: cuestión de planificación

El responsable de almacén o la persona encargada de supervisar las operaciones deberá realizar una evaluación de riesgos que le permita identificar los existentes. Una vez que se conocen los asociados a cada puesto, es hora de actuar para paliar o eliminar los que afectan a los operarios de picking manual.

La organización es importante y, en este sentido, al planificar el trabajo en el almacén habrá que tener en cuenta las siguientes claves:

  1. La recogida de pedidos debe tener lugar siempre dentro de la zona de trabajo óptima, que es la que se sitúa más arriba de la rodilla y más abajo del hombro. Los productos dispuestos a alturas inferiores, obligan a adoptar posturas forzadas que pueden perjudicar la espalda durante el levantamiento de la carga. Por encima, suponen un riesgo potencial de lesiones de la parte superior de la espalda y los brazos. Además de cuidar la disposición de los artículos en las estanterías de picking manual, hace falta formar a los operarios para que recuerden que la carga debe trasladarse lo más próxima posible al cuerpo y que su levantamiento habrá de realizarse adoptando la posición óptima (tronco recto y rodillas flexionadas). Aspectos como la frecuencia de recogida, el peso del objeto o su forma deberán ser tenidos en cuenta en la planificación.
  1. Los cambios físicos en el diseño, la disposición y la planta del almacén y sus zonas son más eficaces a la hora de conseguir un lugar de trabajo más seguro que los controles administrativos que ayudan a comprobar que se cumplen las reglas o se observan las recomendaciones preventivas expuestas en la formación.
  2. Se debe proporcionar un acceso adecuado a los objetos que facilite las diferentes tareas que se llevan a cabo dentro de la función de picking manual. El objetivo debe ser evitar estiramientos y minimizar las posturas incómodas.
  3. En algunas ocasiones resultará imprescindible dotar del apoyo de medios mecánicos a la labor de los operarios de picking manual. Es lo que sucede, por ejemplo, cuando deban manipular objetos pesados o cuando sea preciso trabajar en altura. En este último caso, además, habrá que asegurar la protección contra el riesgo de caídas.

La gestión de almacén debe velar por garantizar unas condiciones de trabajo óptimas a los operarios de esta área. En lo concerniente a los trabajadores que realizan tareas de picking manual será importante reducir al máximo la manipulación manual de cargas, equilibrar la distribución de trabajo de forma consciente y promover la realización de pausas. Igual de importante que la formación a los operarios, es asegurarse de que la temperatura y condiciones termo-higrométricas son las adecuadas. Puede resultar conveniente instalar fuentes de agua en la zona, para prevenir la deshidratación de quienes realizan esfuerzos físicos durante su jornada.

¿Qué medidas tomáis en tu empresa para mejorar las condiciones de trabajo de los operarios de picking manual?

 

 

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain