Las claves para el desarrollo de una empresa sostenible

Según la definición que la Comisión Mundial del Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas establecida en 1987, el desarrollo sostenible asegura las necesidades que tenemos en el presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para enfrentarse a sus necesidades. Según esta comisión mundial, para lograrlo, hay que tener en cuenta el tipo de arquitectura de los núcleos urbanos, los hábitos de reciclaje, los medios de transporte sostenibles impulsados con energías renovables y los residuos que generados.

Y es en todos estos puntos en los que las empresas, ya sean de mayor o menor tamaño, pueden influenciar en gran medida en la protección del medio ambiente, y pueden tener una incidencia crucial en la sostenibilidad de su entorno más o menos directo.

Gestión del riesgo ambiental

Las bases para el desarrollo de una empresa sostenible residen en diseñar una estrategia para la gestión del riesgo ambiental a nivel corporativo, y con este fin, hay que formular e implementar iniciativas dentro de un entorno de responsabilidad social corporativa,un concepto por el cual las empresas integran de manera voluntaria las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales, y sus relaciones con otros socios y terceras partes.

Para ello, hay que tener siempre en cuenta que la sostenibilidad aplicada a la estrategia empresarial va más allá del cumplimiento de las obligaciones jurídicas, fiscales o laborales, por lo que es importante invertir más y mejor en capital humano, en el entorno y en las relaciones con todos los 
interlocutores implicados en la empresa.

Si te estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre la empresa sostenible
PILL CTA - eBook - Empresa sostenible

Para aplicar una estrategia de este tipo, las empresas y las diferentes partes implicadas en la práctica industrial y comercial deben identificar, estudiar y corregir los impactos que generan, tanto su cadena de producción como su actividad empresarial en general, sobre el medioambiente y su entorno más cercano.

Dentro de esta estrategia de sostenibilidad a nivel corporativo, pueden diferenciarse dos estrategias clave:

  • Una estrategia de sostenibilidad a nivel local, es decir, en las fábricas u oficinas: 
Para muchas industrias y/o comercios, la generación de residuos sólidos y emisiones de carbono y el consumo ineficiente de energía son los factores más importantes en este sentido, ya que implican un impacto directo sobre el medio ambiente y la sociedad. El objetivo principal del plan estratégico de sostenibilidad en este campo consiste, por lo tanto, en desarrollar herramientas que minimicen estos impactos.
  • Una estrategia de sostenibilidad a nivel de certificación del producto generado: Durante el ciclo de vida de un producto se produce un impacto en el medio ambiente que también puede minimizarse de muchas formas. En este sentido, las empresas deben asegurarse del cumplimiento legal y sanitario de los productos y también de sus envases, fomentando, por ejemplo, el uso de envases biodegradables.
CTA - eBook - Empresa sostenible
Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management