Las nuevas formas de organización de la producción por sectores

Cuando se trata de alcanzar un rendimiento óptimo y la eficiencia de costes en la producción por sectores, es necesario conocer las distintas formas de organización de la producción. Sin embargo, antes de optar por una u otra para escoger el sistema de fabricación, resulta fundamental aproximarse a los factores que pueden ejercer influencia sobre el proceso de manufactura.

 

Producción por sectores: factores que influyen en la fabricación

Podría decirse que no existe un sistema de organización de la producción mejor que otro para cada tipo de producto, sin embargo, el que se escoja habrá de garantizar:

  •  El cumplimiento con las especificaciones del producto final: que tiene mucho que ver con el adecuado uso de la tecnología, alcanzado en función de una correcta elección, en primer lugar.
  •  La eficiencia de costes: que, en gran medida vendrán determinadas por los requerimientos de producto, a mayores exigencias, mayores costes.

Entre los factores cuya influencia es más crítica a la hora de seleccionar el modo de organización de la producción se encuentran:

  •  Variedad de productos: implican la necesidad de incorporación de personal más especializado y con mayores cualificaciones. Requieren de una planificación más detallada y la implementación de sistemas de control.
  •  Volumen: se simplifican las necesidades de planificación y control, pero se debe priorizar la elección de la maquinaria y los equipos adecuados, que cobrarán mayor protagonismo que la participación humana en el proceso productivo.
  •  Capacidad de la planta: determinará si es más recomendable optar por un modelo de producción continua (mayores gastos fijos y menores costes variables) o intermitente (menores gastos fijos y mayores costes variables). La primera opción resulta más interesante cuando se planean trabajar grandes volúmenes de producto, no así la segunda, que es más barata de instalar y operar cuando los volúmenes son bajos.
  •  Flexibilidad a la hora de responder a la demanda: este factor guarda una estrecha relación con la variedad del producto requerida. En función de la misma, implicará también distintas necesidades de inventario, diferentes plazos de fabricación y métodos de planificación y control más o menos elaborados.
  •  Plazo de entrega estimado: se establecerán en función de la competitividad del mercado y el plazo de fabricación. Se relacionan también con las necesidades de almacén y todos los aspectos asociadas a las mismas en la producción por sectores.
  •  Eficiencia: este concepto combina la velocidad y el coste del proceso de transformación y alcanza su punto óptimo en la fabricación en serie. Claro, no siempre es necesario producir volúmenes de tal magnitud. Ello dependerá de las ventas. Aunque, a la hora de establecer un modelo de organización de la producción por sectores adecuado, también hay que considerar procesos, recursos y variedad del producto.
  •  Sostenibilidad: el respeto por el medio ambiente impulsa a muchas empresas a transformar sus modos de fabricación, adoptando otros nuevos basados en un consumo y una transformación más sostenible. Además, debe tenerse en cuenta que este factor impactará en la imagen corporativa, y con ello en las ventas y el futuro de la organización.

 

Imagen

Créditos fotográficos: Robert Scoble

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre exportación

TEXT - TOFU - Sectores producción industrial

Las formas tradicionales de organización de la producción por sectores

Los tipos de fabricación más comúnmente empleados son:

1. Producción continua:

                            – Producción por procesos

                            – Fabricación en serie y de flujo

2. Producción intermitente

                           – Producción por proyecto

                           – Producción por lotes

                           – Producción por encargo

Durante décadas han funcionado bien, de hecho se siguen utilizando y se adaptan de mejor o peor manera a las necesidades empresariales, satisfaciendo la demanda lo mejor posible. Sin embargo, las nuevas tendencias de mercado obligan a una mayor eficiencia en la producción por sectores exigiendo:

  •  Procesos más rápidos.
  •  Mayor reducción de costes.
  •  Minimización de residuos.

La única manera de lograrlo, la mejora continua que, aplicad a la producción por sectores tiene tres nombres: Kaizen, Lean production (producción ajustada) y JIT (just in time, justo a tiempo).

 

Producción por sectores: las nuevas formas de organización de la producción

El comienzo de la tendencia es considerar a los empleados como fuente de valor, no sólo como un elemento más de la cadena de producción. La personalización, incluso en la producción en serie y la sostenibilidad son los otros dos pilares de esta nueva forma de entender el proceso de fabricación.

  •  Kaizen: el concepto japonés de mejora continua que busca además la satisfacción inmediata de la demanda, alcanzar altísimos niveles de calidad, anular o minimizar al máximo la generación de residuos. Para lograrlo se debe comenzar por la cultura de empresa, buscando involucrar y responsabilizar a cada individuo de los resultados finales.
  •  Producción ajustada (Lean production): se basa en procesos flexibles y sistemas pull. Es importante la precisión en el cálculo de costes desde la etapa de diseño de producto. En esta forma de organización, el respeto y la solidez de las relaciones humanas se traducen en duraderas alianzas con proveedores, excelente servicio al cliente en el que la confianza es la clave y garantía de la satisfacción laboral de los empleados, reduciendo la rotación, el absentismo y aumentando sus niveles de motivación, que fortalecen el vínculo con la empresa y sus metas.
  •  Producción justo a tiempo (JIT): desde la integración del control de los procesos hasta la eficiencia en el proceso de las demandas. Todos los factores confluyen para desarrollar un modelo donde los costes se minimizan al máximo y la calidad de producto es prioritaria. Para lograrlo la clave está en la sincronización.

Post relacionados:

POST - TOFU - Sectores de producción industrial [Duplicate]
Publicado en Project Management en Supply Chain