Lo que no sabías acerca de la UNE EN ISO 9001

La norma UNE EN ISO 9001 propone una serie de pautas que, aplicadas a cualquier organización, consiguen optimizar su eficacia, mejorando su rendimiento e imagen y logrando, incluso, un ahorro en costes. La genialidad de esta norma es su carácter flexible, que no sólo no impone, sino que, además, proporciona la libertad necesaria para que, cada empresa, organismo o institución la apliquen de la forma que consideren más oportuno.

Este planteamiento logra que:

  •  La implementación de los principios contenidos en la UNE EN ISO 9001 sea mucho más sencilla y efectiva.
  •  La integración en la rutina empresarial se produzca de una forma más natural.
  •  La entidad de cada organización no se vea afectada, al ser posible llevar a cabo la adecuación de la norma a la configuración interna de la empresa.

Bien pensado, es la manera más correcta de plantear los términos para la adopción de un sistema de gestión de la calidad, ya que una decisión de este tipo se encuadra en el ámbito estratégico.

Precisamente debido a ello, la planificación de la implementación de los principios rectores de la norma y su adaptación al funcionamiento interno no pueden partir de la homogeneidad, ya que en cada organización se verán influenciados por su tamaño y estructura, sus necesidades y metas, el producto o los servicios que ofrece, los procesos que emplea y, por supuesto, también por el entorno.

une en iso 9001

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre gestión de proyectos logísticos

TEXT - TOFU - Gestión proyectos logísticos

El enfoque basado en procesos de la UNE EN ISO 9001

Seguramente, uno de los aspectos más característicos de la norma UNE EN ISO 9001 es su enfoque basado en procesos. Hay que tener en cuenta que, con su aplicación se busca, no sólo aumentar la satisfacción del cliente, sino también estar en disposición de demostrar la capacidad para proporcionar los productos y servicios que colmen sus necesidades y expectativas, en un marco de cumplimiento legislativo y reglamentario.

Para lograrlo es preciso garantizar:

  •  La eficacia del sistema en conjunto.
  •  La efectividad de cada una de sus partes.
  •  La búsqueda de la mejora continua.

Estos tres hitos dependen, a su vez, de una correcta gestión, que habrá de velar por la coordinación entre actividades, la optimización de los recursos y la monitorización de resultados. Gestionar un sistema de esta forma exige fraccionarlo, ya que no se puede alcanzar la precisión necesaria cuando se aborda la administración del sistema como un todo.

El enfoque basado en procesos que propone la norma UNE EN ISO 9001 comienza por la definición de los mismos y la identificación de sus interacciones. Su éxito dependerá del seguimiento y el control que se ejerza sobre cada una de las actividades y tareas que los componen, que debe ser ejercido de forma continua.

Cuando se alcanza ese punto, la organización puede comenzar a disfrutar de un sistema que funciona de forma eficaz y en el que se observan las prioridades establecidas, que no son otras que:

  •  El cumplimiento de los requisitos, logrado desde el entendimiento de los objetivos y su aceptación.
  •  La búsqueda del valor, respaldada por la consideración de los procesos como motor de generación del mismo.
  •  El desempeño orientado a la consecución de resultados.
  •  La mejora continua, asentada sobre la seguridad que proporcionan los datos objetivos, alejados de intuiciones e inconsistencias.

Post relacionados:

POST - TOFU - Claves gestión proyecto logístico

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con: