Logística ecommerce: un presente con mucho futuro

La logística ecommerce se ha tornado hoy en una gran realidad. Cada vez son más las transacciones que se realizan online y mayor el volumen de ventas que las empresas consiguen a través de Internet. Todo ello augura un futuro lleno de posibilidades para aquellas empresas que sepan cómo aprovechar esta tendencia y, lo más importante, sean conocedoras de cómo aplicarla correctamente en términos de logísticas.

logística ecommerce

Créditos fotográficos: istock ipopba

Pese a que son muchos los años que esta tendencia lleva existiendo, todavía son muchas las empresas que la tienen como una tarea pendiente. Esto no es de extrañar, ya que contar con una correcta logística ecommerce pasa por muchos puntos, siendo uno de los más importantes la integración entre el mundo online y offline algo que, por desgracia, muchas empresas no saben todavía cómo realizar correctamente. Otro punto que ha frenado la adaptación de esta tendencia por muchas empresas es la necesidad de éstas de flexibilizar su modelo de negocio para adaptarse a lo que los consumidores demandan hoy en día.

Estos dos temas son los principales hándicaps con los que se encuentra una empresa cuando quiere dar el salto al nivel online y empieza a pensar en la logística. Frente a esto, ¿qué se puede hacer?

 

TEXT - TOFU - Enfoque customer-driven

 

Los 3 pilares básicos a tener en cuenta en la logística ecommerce

Para asentar correctamente las bases de una buena estrategia logística a nivel online es fundamental trabajar, sobre todo, los tres pilares sobre los que se asienta este tipo de estrategia logística:

  • El almacenamiento. Este es el pilar fundamental sobre el que se basa cualquier estrategia logística. En el caso de las compraventas online, el almacén cobra una mayor relevancia y, por ello, hay que dedicarle un tiempo extra a organizarlo correctamente, concretamente todo aquello relacionado con el picking. El picking hace referencia al proceso por el cual se recoge el material que ha sido extraído por unidades o conjuntos de una unidad más grande que contiene más unidades. En este punto hay que asegurarse que el picking esté correctamente realizado y esté acompañado por un correcto packaging, es decir, que también hay que fijarse en el embalaje, el etiquetado y el servicio de mensajería. Por último en lo que hace referencia a este punto, hay que tener en cuenta también que se debe llevar un control exhaustivo del almacén. Son muchas las empresas que, frente a esto, optan por el conocido just in time.
  • Los sistemas de información. Es importante disponer de un buen sistema de información que ayude a controlar de manera precisa los stocks, ver los plazos de entrega, conocer el estado del pedido…. es decir, un sistema que te ayude a planificar en todo momento la cadena de suministro. Además, hay que ver que ese sistema de información sea compatible e integrable con la tienda online para así, vincular en la medida de lo posible el mundo offline y online.
  • La distribución. El último pilar de la e-logística es tener bajo control la distribución. Saber los puntos de reparto, ver la trazabilidad de los productos, la flexibilidad de horarios de entrega de las mercancías para adaptarse a las necesidades de cada usuario… estos son algunos de los puntos a tener en cuenta dentro de la distribución de la e-logística.

 

¿Qué hacer para mejorar la logística ecommerce?

Más allá de no perder de vista los tres pilares básicos sobre los que se sustenta la logística del comercio online, es importante saber qué acciones se pueden llevar a cabo para tratar de mejorar al máximo esta logística y, cómo no, la experiencia de usuario al realizar las compras vía online.

  • Definir correctamente los costes de envío. Esto te ayudará a disponer de una buena estrategia de costes y, además, evitarás sustos innecesarios a los clientes.
  • Presta atención a los costes fijos. Intenta aminorar, en la medida de lo posible tu carga de costes fijos ya que así podrás ser más flexible a la hora de adaptarte a lo que el usuario demanda.
  • Rodearse de proveedores de calidad. Unos buenos proveedores en los que la confianza siempre vaya por delante te ayudarán a hacer crecer tu ecommerce y, en definitiva, tener una logística ecommerce mejor trabajada y valorada.
  • Capta a clientes para que tu ecommerce funcione. Piensa una buena estrategia de marketing para hacer crecer tu lista de clientes. Para ello puedes emplear ofertas y estrategias de promoción para darte a conocer.

 

POST - TOFU - Enfoque customer-driven

 

Publicado en Retos del Omnichannel Etiquetado con: