Los 3 aspectos clave de la logística ambiental

La logística ambiental o, dicho de otro modo, un modelo de gestión de la cadena logística respetuoso con el medio ambiente está estrechamente relacionada con la logística inversa, un concepto la centralidad del cual está en auge desde hace algunos años.

Este fuerte vínculo, a todas luces evidente (como veremos más adelante), entre la logística ambiental y la logística reversa o inversa es el responsable de que, en muchas ocasiones, se tomen ambas expresiones como sinónimas, cuando en realidad en la logística ambiental entran en juego no solo aspectos relacionados con la gestión de la cadena logística en un sentido inverso, sino también asuntos de gran trascendencia que implican a las operaciones logísticas tradicionales. Hoy agrupamos estos aspectos en 3 grandes grupos, tratando de exponer las bases sobre las que debería asentarse cualquier proyecto de logística ambiental.

logística ambiental

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre el desarrollo de una supply chain sostenible

PILL CTA - eBook - Empresa sostenible

Fundamentos de la logística ambiental

En primer lugar, debemos tener en cuenta que cualquier proyecto de logística ambiental (o logística verde) debe observar con suma atención y cuidado la legislación ambiental vigente en su jurisdicción, sea nacional o transnacional. Claro que, en el caso de las operaciones logísticas internacionales, el asunto deviene bastante más complejo al tener que someterse, las operaciones que se lleven a cabo, a distintos marcos legislativos.

Por este motivo, el primer aspecto clave de la logística ambiental es que debe adoptar una actitud proactiva ante los retos que plantea la reducción del impacto de las operaciones logísticas sobre el medio ambiente. Es decir, todo proyecto de logística ambiental debería observar la legislación vigente como un punto de partida, una base donde se reúnen los mínimos a cumplir, y desde la cual se deben desarrollar y aplicar nuevas medidas que reduzcan el impacto ambiental de las operaciones que lleve a cabo la compañía; solo de este modo cumplir con las disposiciones legales existentes en los distintos países en los que se opere no representará una dificultad añadida.

De ello, se deriva el segundo aspecto clave a tener en cuenta: la constante actualización de la política ambiental, desarrollando nuevas soluciones que favorezcan la eficiencia de las operaciones desde un punto de vista ambiental, e implementándolas de un modo sólido y decidido en la cadena logística. Por ello, la flexibilidad del modelo de gestión, y la apuesta por la innovación y el desarrollo devienen cuestiones sumamente trascendentales.

Por último, ahora sí, debemos considerar la logística inversa como el conjunto de operaciones logísticas que ofrecen más y mayores oportunidades a la hora de consolidar un modelo logístico que podamos calificar como «verde». No nos extenderemos ahora en detallar los distintos tipos y modelos de gestión de la logística inversa que se pueden adoptar para cumplir con los objetivos medioambientales fijados; no es este el objetivo de hoy. Para ello tenemos multitud de recursos al alcance, como la guía Claves para el desarrollo de una empresa sostenible, completamente gratuita donde, además de descubrir aspectos fundamentales de la gestión inversa de la cadena logística, se amplían los puntos aquí esbozados exponiéndose en relación con otros aspectos de gran importancia para la organización, como la reducción de costes o la mejora de la imagen de la compañía.

Post relacionados:

CTA - eBook - Sostenibilidad SC

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management