Los cambios más visibles que la omnicanalidad causa en supply chain

El supply chain está cambiando y la culpa es del comercio electrónico y las estrategias omnicanal. La cadena de suministro ya no se mueve como antaño, ya no está estructurada igual que antes ni su capacidad de reacción es la misma. Hoy, el elemento diferenciador de los negocios es dinámico, adaptable y está preparado para responder rápidamente a cualquier circunstancia, que seguramente ya prevé de antemano, con un cambio incluso a nivel de configuración.

Transforming for success as a business concept for adapting and evolving for a more aggressive strategy as a snail changing into a cheetah shape to become more competitive.

Transforming for success as a business concept for adapting and evolving for a more aggressive strategy as a snail changing into a cheetah shape to become more competitive.

Créditos fotográficos: istock wildpixel

El modelo tradicional de la cadena de suministro, que abastecía establecimientos a pie de calle o centros de distribución con producto estandarizado y a granel ha quedado en el olvido.  La facilidad y la comodidad de comprar en línea han alterado este modelo, en parte también porque los clientes no quieren tener que esperar a que el inventario llegue a la tienda. En vez de actuar como hace una década, sus hábitos se han transformado y, en la actualidad, si no encuentran lo que quieren a la primera, recurren a Internet en ese mismo momento y mediante el móvil y dan con un competidor que les garantiza una entrega rápida.

Y esto ha hecho que el supply chain también cambie. La evolución se nota en:

  • El aumento de importancia de la función de picking: ya que hoy día se hacen muchos más pedidos, pero de menores cantidades, al ser los propios clientes finales quienes los llevan a cabo.
  • El pico de ventas que, invariablemente, tiene lugar a principios de semana, en concreto los lunes; frente a los comportamientos del pasado, que impulsaban las ventas durante el fin de semana.
  • La incorporación de nuevos actores, como los servicios postales o de mensajería, que se encargan de la última milla sustituyendo a las grandes empresas de transporte; y permitiendo el ahorro en costes y una mayor velocidad en la entrega.

 

Más transformaciones en el supply chain motivadas por la omnicanalidad

Quizás los tres citados sean los cambios más notables que las estrategias omnicanal han provocado en las cadenas de suministro. Sin embargo, no son los únicos. El nuevo supply chain necesita una mayor aceleración y conocer las expectativas de los clientes por adelantado para garantizar su satisfacción. Por eso, algunos de sus nuevos rasgos son:

  • Mayor alineación de la red, para poder alinearse también con los clientes finales, su ubicación y las necesidades de servicio.
  • Integración avanzada de procesos, evitando silos de información y problemas relacionados con la calidad de los datos.
  • Sincronización tecnológica, desde todo lo concerniente a la visibilidad, la impresión 3D, la robótica o el RFID.
  • Redefinición de las relaciones con proveedores, que parte de la aplicación de distintas estrategias de segmentación y permite que el abastecimiento se convierta en ventaja competitiva en tiempos de omnicanalidad.
  • Implementación de un modelo de gestión lean de la cadena de suministro para reducir los residuos relacionados con los excesos de tiempo y de inventario.

La omnicanalidad pone a prueba las capacidades de la cadena de suministro y de quienes la gestionan, suponiendo, al mismo tiempo, una oportunidad única para desarrollar todo el potencial de las organizaciones que sepan cómo afrontar el cambio.

 

CTA - eBook - eCommerce

Publicado en Noticias Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management

Suscríbete al blog de Retos en Supply Chain