Los elementos que no pueden faltar en la herramienta de calidad elegida

En la actualidad, en España, hay más de 11,5 millones de personas sensibilizadas con los problemas medioambientales y dispuestas a confiar en empresas y productos que trabajen para conseguir una mejor sostenibilidad. Además la sociedad en general está cada vez más comprometida y muestran un mayor vínculo con las marcas y productos que desarrollan políticas de RSC y de compromiso sostenible, algo que sin duda, se ha convertido en una herramienta de calidad más.

ID-1009167

Así, una herramienta de mejora de calidad eficaz dentro de una empresa puede consistir aplicar medidas para un desarrollo empresarial sostenible, que eleve la excelencia de la empresa y mejore no solo su rendimiento, sino que se pone en valor el impacto social de la actividad empresarial, lo que mejora su imagen de cara al cliente y a la sociedad en general, con el fin de aumentar la competitividad.

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre estrategia de operaciones

PILL CTA - eBook - 7 herramientas de calidad

En este sentido, la sostenibilidad aplicada a la estrategia empresarial, es un elemento de mejora que va más allá del cumplimiento de las obligaciones jurídicas, fiscales o laborales de la empresa, y que consiste en aplicar una inversión en tecnologías y prácticas comerciales respetuosas con el medio ambiente de las empresas.

En cualquier caso, una empresa antes de embarcarse en este proceso tiene que tener cubiertos otros requerimientos básicos, como es el cumplimiento de la legislación. En este sentido, debe cumplir con la normativa ISO (de las siglas en inglés International Standarization Organization), una entidad internacional encargada de favorecer normas de fabricación, comercio y comunicación en todo el mundo, en la que están federados distintos organismos nacionales, incluido el AENOR en España. En un plano empresarial, hay normas ISO referentes a los sistemas de calidad (ISO 9000, 9001 y 9004) y de gestión medioambiental (ISO 14000).

Si se cumple con esta normativa, se puede entonces proseguir con la incorporación de sistemas de gestión que impliquen una mejora continua en la planificación de actividades, estableciendo objetivos de mejora medioambiental.

Aunque hasta hace pocos años, la respuesta empresarial a las nuevas exigencias y normativas ISO de responsabilidad ambiental se consideraban como gastos, ahora se empieza a comprobar que una gestión ambiental responsable puede derivar en impactos financieros positivos y, por tanto, puede ser de gran valor. En la actualidad, los mercados valoran de forma muy positiva los enfoques de gestión corporativa y las empresas en las que la gestión se lleve a cabo de una manera solidaria y comprometida con el medio ambiente.

La sostenibilidad se identifica, por lo tanto, como una fuente de reducción de costes y aumento de ingresos. Además, muchas empresas consideran la sostenibilidad como un factor clave para fomentar el crecimiento en nuevos mercados. Y por este motivo, el desarrollo sostenible dentro de una empresa es una herramienta que permite mejorar la sostenibilidad económica del negocio, a largo y medio plazo.

Post relacionados:

CTA - eBook - 7 herramientas de calidad
Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management