Los motivos del fracaso en la planificación de cadenas de suministro

Las claves del éxito o el fracaso en la planificación de cadenas de suministro no residen en un único factor que podamos considerar de un modo aislado. En un asunto de tanta complejidad, que incluye tantos procesos y actividades distintas como áreas de conocimiento se ven implicadas en él, resulta altamente improbable que un único factor sea el desencadenante del fracaso en la planificación de una cadena de suministro, como tampoco al revés, que sea responsable único de su éxito.

Semejante a lo que ocurre con otros proyectos de envergadura, en los que entran en juego procesos complejos, la planificación de cadenas de suministro debe lidiar con un buen número de riesgos directa y/o indirectamente asociados a las actividades comprendidas. Y es precisamente aquí, en la gestión del riesgo, con sus múltiples facetas, elementos y factores a considerar, donde hallamos el principal motivo de fracaso en la planificación de cadenas de suministro.

ptg03229938

Los riesgos a considerar en la planificación de la cadena de suministro

Como decíamos, los riesgos asociados a la planificación de cadenas de suministro son varios y de distintas naturalezas, y su carácter polifacético los convierte en una cuestión tan compleja como crítica y fundamental para el éxito o el fracaso de los proyectos vinculados. Para concretar algo más, podemos distinguir entre 6 tipos básicos de riesgos en función del ámbito al que nos remiten, áreas implicadas, todas ellas, en la cadena de suministros:

  • Riesgos macroeconómicos: pese a ser riesgos evidentes y previsibles a medio o largo plazo, afectan al desempeño de todas las áreas de conocimiento y gestión implicadas en la planificación de la cadena de suministro. El contexto económico en el que se inscribe la actividad corporativa, los ciclos de bonanza o recesión económica que atraviesan las economías nacionales e internacionales afectan de un modo insoslayable a todos los procesos y las actividades que se llevan a cabo en el sí de una corporación: medidas tomadas por los gobiernos, tasas impositivas, índices de crecimiento, primas de riesgo… todo ello debe ser atentamente considerado en la planificación de una cadena de suministro.

  • Riesgos microeconómicos: son los riesgos asociados directamente al estado financiero de la compañía, a su posibilidad de dar respuesta a los nuevos retos económicos que se plantean, a las necesidades de inversión… son, en resumen, los que hacen referencia a la solvencia corporativa en términos generales.

  • Costes: las fluctuaciones de los precios de las materias primas necesarias para la producción de bienes, del material indispensable para la prestación de servicios, de los suministros básicos como energía eléctrica, agua, combustible… que afectarán al precio final del producto o servicio dispensado al cliente. Una pequeña variación en un sentido u otro puede significar el éxito o el fracaso del proyecto.

  • Tecnología: contar con la tecnología adecuada, con los instrumentos, las herramientas y personal capacitado para su manejo es indispensable para minimizar los riesgos asociados con la tecnología implicada en la cadena de suministro. Cualquier fallo en este ámbito puede conllevar una paralización parcial o completa de la cadena, una posibilidad que debe contemplarse en una correcta planificación.

  • Riesgos de stocks y existencias: una rotura de stocks también puede paralizar la cadena de suministro, o afectar seriamente su correcto desempeño. Una gestión meticulosa de los mismos, así como de las existencias disponibles es imprescindible para minimizar costes y evitar, a un mismo tiempo, innecesarias acumulaciones o las temidas roturas que impidan prestar un servicio adecuado.

  • Recursos humanos: riesgos inevitables pero no por ello gestionables y minimizables. Una correcta administración de los equipos humanos, que incluya actividades de formación y capacitación para cubrir puestos clave en caso de vacantes inesperadas, así como una fluida comunicación entre los agentes implicados para recoger propuestas y solventar disputas a tiempo es imprescindible para una correcta administración de este tipo de riesgos.

Post relacionados:

CTA - eBook - Transporte intermodal

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management