Los nuevos retos para la planificación de las cadenas de suministro

No cabe duda que la planificación de las cadenas de suministro (cds) se ha visto profundamente condicionada por la evolución de las nuevas tecnologías y la irrupción de nuevas herramientas IT que, si bien en buena parte facilitan su diseño, control y gestión, por otro lado han dispuesto un nuevo panorama repleto de retos y oportunidades que obligan a una constante actualización, revisión y adaptación de dichas planificaciones.

Repasando lo que tradicionalmente entendemos por cadena de suministro, eso es, todos aquellos procesos, actividades y agentes implicados en satisfacer la demanda del cliente proveyéndole el producto o servicio solicitado en óptimas condiciones, no cuesta advertir que los nuevos retos asociados a las oportunidades que representan, por ejemplo, el comercio electrónico B2C, o la creciente exigencia por parte del cliente/consumidor de soluciones personalizadas a sus necesidades concretas han transformado profundamente el mercado y, consecuentemente, con ello también la planificación de las cadenas de suministro y el desempeño de las distintas áreas de competencia que entran en juego en el abastecimiento de productos y servicios.

iz209015

Los grandes retos actuales de la planificación de las cadenas de suministro

Hasta hace escasos lustros, la planificación de cadenas de suministro compartía escenario e interaccionaba con otras áreas de competencia, como el diseño de estrategias, la gestión del ciclo de vida del producto o servicio, el suministro de materias primas y materiales de producción, la gestión de activos o la logística teniendo en cuenta un conjunto de operaciones, herramientas y aplicaciones tecnológicas que, aun simplificando y optimizando los procesos, no la condicionaban de un modo determinante. O al menos, no en el sentido profundo y radical en el que hoy se da este condicionamiento.

Efectivamente, pensar en la planificación de una cadena de suministro hoy reviste una complejidad mucho mayor, acorde con la imparable sofisticación de aplicaciones y herramientas, y las exigencias de operaciones que requieren una alta personalización de los procesos, una gran inmediatez en el abastecimiento y una consideración global de un mercado en constante crecimiento.

Sin duda, todo ello ha repercutido en las distintas áreas de competencia relacionadas con las cadenas de suministros, pero de un modo muy especial en su planificación, obligando elaborar controles de stocks y existencias mucho más ajustados, previsiones de ventas y crecimiento apoyadas en conjuntos de datos e informaciones cada vez más voluminosos y complejos, y a diseñar estrategias de producción, de gestión de activos y de logística mucho más flexibles y adaptables a una realidad en cambio constante.

Decíamos al empezar que la irrupción y el crecimiento del comercio electrónico B2C (empresa-consumidor) han sido unos de los principales factores desencadenantes de esta transformación. Hay otros, por supuesto, pero en este crecimiento se dan cita todas aquellas oportunidades y retos que la planificación de cadenas de suministro deben afrontar actualmente:

  • Transformación de políticas de precios y servicios

  • Prestación de servicios personalizados a clientes y consumidores

  • Fragmentación de los nichos de mercado tradicionales que, a su vez, conforman un mercado cada día más global

  • Fuerte presencia de competencia internacional

  • Dificultad de fidelización del clientes

  • Preeminencia de la política de costes

Podríamos resumirlo aceptando que, si bien las oportunidades de negocio se han visto sensiblemente incrementadas, también la supervivencia del negocio se ha vuelto, hoy y en términos generales, un asunto de importancia capital frente a la tradicional búsqueda de la rentabilidad. El análisis pormenorizado, ajustado y realista de los escenarios posibles ha devenido una necesidad de primer orden para llevar a cabo una correcta planificación de la cadena de suministro, y la inteligencia de negocio (con las herramientas y procesos que le son propios) se ha convertido en una pieza crucial para garantizar el éxito de cualquier estrategia empresarial (y, consiguientemente, de cualquier planificación cds).

Post relacionados:

POST - TOFU - Transporte intermodal

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con: