Métodos para elegir bien a los proveedores

Los proveedores son una pieza clave para todo negocio. Hay que tener en cuenta que son los fabricantes los únicos que pueden proveer de lo indispensable para hacer que nuestro negocio pueda comercializar y crecer en el mercado.

Los proveedores juegan, además, el papel de informar y, así, nos ofrecen algo muy importante:la  posibilidad de someter a evaluaciones a los productos, ya sean nuevos o no, analizar el alcance de la competencia y diagnosticar cuál es la mejor salida para los productos adquiridos. De todo lo dicho, podemos deducir que seleccionar correctamente a nuestros proveedores ayudará a realizar una buena estrategia empresarial.

MÇtodos para elegir bien a los proveedores

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre estrategia de operaciones

TEXT - TOFU - Estrategia marca blanca

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta es distinguir a los proveedores y englobarlos en las siguientes categorías:

  1. Los que fabrican. Existen empresas al por menor que realizan sus compras a través de representantes que trabajan de manera independiente, aunque manejan los catálogos de distintas empresas. Los precios con los que trabajan suelen ser más bajos que  el resto, aunque con excepciones.
  2. Los que distribuyen. Este tipo de proveedor realiza sus compras a distintos fabricantes y luego revende dichas compras a las empresas minoristas. Sus precios suelen ser más  caros que los anteriores. Suelen llamarse mayoristas.
  3. Los que trabajan de manera independiente. En este grupo se engloban los empresarios autónomos.
  4. Los que realizan tareas de importación. Trabajan con artículos de catálogos extranjeros.

Una vez hayas decidido qué tipo de proveedor (o combinación de estos) te conviene más para tu negocio, otro aspecto muy importante a tener en cuenta es si el proveedor es bueno o no. ¿Qué factores diferencian a un proveedor mediocre de otro excelente? Puede que muchos empresarios consideren que el factor más importante es el precio, pero hay otros factores muy importantes que hay que tener en cuenta:

  • ¿Es fiable? Si un proveedor trabaja de manera eficiente, efectuará los envíos en el tiempo estipulado y en buen estado, según lo pactado. No hay que descartar nunca al pequeño proveedor frente al mayor, así que lo mejor es analizar las ventajas y desventajas de cada uno de los proveedores y escuchar las ofertas.
  • ¿Es estable? Es mejor analizar este indicador en cuanto a lo estable o no que pueda parecer una empresa (rotación de empleados, tiempo que llevan los directivos al frente, etcétera).
  • ¿Es buena la ubicación? Es muy importante realizar un estudio para saber cuánto nos costaría el transporte de la mercancía.
  • ¿Cuánto hay que pagar por el transporte? Es interesante saber qué es lo que sale más a cuenta: un solo pedido de mucha cantidad de producto, más de un producto, etcétera.

La obligación de cualquier proveedor es ofrecer los mejores productos  del mercado, así que deben contar con un personal capacitado y brindar las condiciones financieras más idóneas, ya que la empresa es el cliente potencial. La actitud de ambos siempre debe ser la de fomentar una relación excelente.

Post relacionados:

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con: