Modelo EOQ: el control más sencillo para los inventarios

Dentro de una empresa logística el control de inventarios es una de las partes más críticas. Hacer que los costes de inventario sean lo más bajos posible es una de las prioridades de todas las empresas que trabajan con almacenes y, para conseguirlo, nace el modelo EOQ.

modelo eoq

Créditos fotográficos: istock monkeybusinessimages

CTA - BOFU Master Supply Chain - TEXT

El modelo EOQ ya se utiliza desde hace muchos años. Concretamente fue en el 1913 cuando Ford Whitman Harris lo puso en marcha aunque, para ser realistas, se popularizó en 1934 de la mano de R.H. Wilson. Este modelo toma sus siglas de la palabra en inglés Economic Order Quantity, cuya traducción al castellano sería Cantidad Económica de Pedido.

El modelo tiene en cuenta una demanda constante y conocida a priori, y en base a esto trata de saber que mediante el coste de mantenimiento de un inventario y el costo de ordenar el pedido se puedan obtener las cantidades óptimas a pedir, todo ello minimizando el coste de inventario al máximo.

Para poner en marcha este modelo es necesario que la empresa tenga claro en qué supuestos se basa éste para que todo llegue a buen puerto:

  • La demanda es conocida. Este es el primer punto sobre el cual se elabora el modelo. La empresa tiene que centrar sus esfuerzos en saber qué demanda tendrá de sus productos. Hay que pensar que ésta debe ser una predicción realista para que el aporte que realice el modelo sea lo más preciso posible.
  • La demanda es constante e independiente. Otro de los puntos que se tiene que tener claro es que la demanda va a ser siempre constante e independiente de otro tipo de acciones.
  • No existen descuentos por volumen en los pedidos por lo que no se pueden plasmar compras más eficientes en diferentes momentos del tiempo.
  • El tiempo de reposición de inventario es 0. Se presupone que, en nada se agoten las existencias del inventario, éstas se repondrán inmediatamente.
  • La frecuencia del tiempo de reposición del inventario es constante y no varía en el tiempo, es decir, siempre se repone cada X tiempo.

Con estos supuestos se entiende que con el modelo EOQ no hay ruptura de stock (con las consecuencias que ello supone) y que, además, siempre se pedirán las mismas unidades para reponer el stock, es decir, se tendrá unos pedidos siempre constantes.

 

Modelo EOQ: pros y contras de su utilización en la Supply Chain

Una vez claro cómo funciona el modelo EOQ es el momento de preguntarse, ¿es beneficioso implementarlo en la empresa? Como en todo, hay pros y contras en su aplicación.

Beneficios de emplear el modelo EOQ

Este modelo es empleado a nivel mundial, un hecho que es propiciado por la cantidad de beneficios que se esconden tras él.

  • El primero de todos es su sencillez. Realizar el cálculo que se esconde detrás del modelo y ponerlo en práctica es realmente sencillo, sobre todo si lo comparamos con el resto de modelos que son sustitutivos de éste en el mercado.
  • Es un modelo robusto y que, pese a que se basa en predicciones y estimaciones, da muy buenos resultados.

Inconvenientes

Pese a los beneficios que trae consigo, el modelo EOQ también acarrear algunos inconvenientes:

  • El principal, y más preocupante de este modelo, es que se puede alejar mucho de la realidad por los supuestos que emplea para su cálculo. Por ejemplo suponer que existe una demanda constante o que el inventario se agota de manera constante dista de lo que sucede en la realidad en el mercado actual ya que en éste hay productos con demandas estacionales, demandas puntuales, demandas irregulares y todo ello puede afectar de una manera u otra a la demanda del producto de la empresa.
  • Pensar que el inventario se restaura con inmediatez es algo que tampoco es de lo más cierto. A la hora de gestionar un inventario lo ideal es no toparse con rupturas de stock pero, por desgracia, en muchos casos se suele tardar en reponer todo el inventario, existiendo así rupturas de manera habitual.
  • Los descuentos por gran volumen no entran a formar parte de este modelo pero, sin embargo, sí que son muy habituales en los métodos de comercialización y negociación actuales por lo que, no contar con ellos puede suponer un error.

 

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management