Normativa sobre transporte terrestre y la carta de porte por carretera

El transporte por carretera sigue reinando entre los sistemas y medios de transporte terrestre predilectos en la Unión Europea. Según datos de Eurostat, el transporte por carretera alcanzó el 75 % del total del transporte terrestre que se llevó a cabo durante el ejercicio de 2012, y las previsiones, a expensas de los datos macroeconómicos que puedan afectar directa o indirectamente al sector del transporte, siguen siendo discreta pero firmemente optimistas. Y cuando hablamos de transporte terrestre por carretera, entre otros asuntos es también ineludible la referencia al instrumento mediante el cual se certifica el contrato de transporte entre la empresa transportista y el cliente: la carta de porte por carretera.

Hemos hablado de esta carta de porte en anteriores ocasiones, desde distintos aspectos y en varios sentidos, pero su importancia (vistos los datos y las estadísticas) nos obliga a profundizar algo más en la cuestión.

 carta de porte por carretera

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre sectores de producción industrial

TEXT - TOFU - Planificación CdS

Transporte terrestre internacional: la carta de porte por carretera (CMR)

El transporte internacional por carretera (TIC) se regula mediante el convenio internacional CMR, uno de los convenios de transporte internacional que lleva vigente más tiempo, incluso antes de la creación de la UE e incluso de la CEE. Ratificado por la ONU, reunida en Ginebra en 1956, el convenio CMR tiene vigencia en España desde 1974 (habiéndose adherido al mismo en 1973).

Las normativas del convenio CMR, la sujeción a las cuales se certifica con la carta de porte CMR, se aplican a todo transporte terrestre por carretera, con países de origen y destino de la mercancía distintos y cuando al menos uno de ellos es un Estado firmante del acuerdo. Quedan exentos de cumplir el convenio los transportes gratuitos y/o de correo postal, el sector de las mudanzas y las funerarias. También es importante saber que, en el caso de realizar transportes por cuenta propia, es decir, sin contar con el servicio de empresas y/o profesionales de la logística y el transporte externos a la propia compañía, tampoco es obligado estar sujeto a las normas del convenio CMR.

La carta de porte por carretera (CMR) consta de 24 casillas que se deben cumplimentar correctamente para que el documento tenga validez, y entre las cuales figuran las correspondientes a la identificación del remitente, el transportista y el destinatario de la mercancía, los datos de la misma (peso bruto, volumen…), las especificaciones de entrega, los costes del transporte y el método de pago, lugar y fecha de emisión / recibo, y todo un conjunto de especificaciones relativas a las condiciones del transporte y el trato de la mercancía.

La empresa o compañía transportista es la responsable de emitir el documento, del cual se expiden 4 copias: una para el emisor o expedidor de la mercancía, la segunda para el destinatario, otra para el transportista y una más, que se reserva para fines administrativos. En cada copia consta el uso al que debe destinarse la misma, y se distinguen entre sí (además de esta mención) por un código de colores: bordes azules para el destinatario, bordes rojos para el expedidor, verdes para el transportista y negros para la administración.

Post relacionados:

POST - TOFU - Sectores producción industrial

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con: