Objetivos actitudinales que cultivan el talento

El benchmarking, proceso de evaluación comparativa orientada a la mejora continua, permite a las organizaciones identificar los aspectos de su relación con el cliente y las áreas internas susceptibles de mejora. En la cadena de suministro, el benchmarking se debe orientar en una doble dirección, mostrando la realidad desde un punto de vista puramente cuantitativo, orientado al conocimiento de resultados concretos; y desde una perspectiva cualitativa, que gira en torno a las mejores prácticas y que es donde se encuadra el análisis de objetivos actitudinales.

iStock_000044265932_Small

Créditos fotográficos: istock Lori Werhane

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos, la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre profesionales de la logística

PILL CTA - eBook - Carrera profesional: logística y cds

Objetivos actitudinales que mejoran el rendimiento de la cadena de suministro

El éxito de una cadena de suministro se debe, en un elevado porcentaje, a las personas que trabajan en ella. El talento es la verdadera ventaja competitiva y por eso, medir el rendimiento del activo humano en las organizaciones resulta esencial para garantizar el progreso. Es el fin del establecimiento de objetivos actitudinales.

De la misma forma que un equipo cohesionado, motivado, comprometido y donde cada individuo conoce sus responsabilidades es la fórmula que garantiza los mejores resultados; el caso contrario, un entorno donde no se busca la satisfacción laboral de los empleados, la planificación de carrera es deficiente, no se sabe transmitir la cultura de empresa, no se dan las condiciones necesarias para una buena comunicación, o ésta carece de transparencia; es el medio idóneo para la involución y la pérdida de competitividad.

Para potenciar los aspectos positivos y prevenir la aparición de los negativos, mitigando los efectos adversos de los que ya se hayan empezado a identificar; es importante incluir la evaluación de indicadores relacionados con los objetivos actitudinales planteados.

El benchmarking ha de responde a una estrategia en la que:

1. Se determinen los objetivos actitudinales: tiene que ser relevantes de extremo a extremo de la cadena de suministro y ambiciosos, pero siempre alcanzables.

2. Se establezcan los indicadores oportunos: a la vista de cuyas métricas se obtenga una mejor comprensión de la realidad del supply chain.

3. Roles y responsabilidades, recursos y herramientas queden perfectamente definidos y claros para todo el mundo.

4. Los datos obtenidos sirvan para la toma de acción, en el ámbito de la mejora continua y entendiendo esta proceso de análisis de la cadena de suministro y posterior ajuste, como un ciclo y no como algo puntual.

Para poder iniciar el proceso de benchmarking con las mejores expectativas, entre los objetivos actitudinales que no deberían faltar se encuentran los siguientes:

  • Flexibilidad.
  • Proactividad.
  • Actitud positiva.
  • Creatividad.
  • Capacidad de trabajo en equipo.
  • Aprendizaje continuo.

La determinación de estas metas marca la dirección a seguir al ayudar a dibujar el perfil de líderes y profesionales adecuados para moverse en un entorno tan dinámico como el del mercado actual y dentro de un ámbito complejo, como es el de las cadenas de suministro globales. El estudio de la adecuación de los objetivos actitudinales fijados con los reales permitirá proponer acciones de reciclaje, estrategias formativas, iniciativas de cualificación o planes de desarrollo de carrera más personalizados y efectivos que ayuden a promover el crecimiento del activo más valioso de cualquier organización, las personas.

 

Post relacionados:

CTA - eBook - Benchmarking Supply Chain

Publicado en Analiza tu Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management