Objetivos de un proyecto de mejora continua

Los principales objetivos de un proyecto en supply chain pasan por la mejora continua. La optimización de operaciones y procesos tiene que considerarse cíclica y no finita. Al fin y al cabo, cuando las primeras metas específicas se alcanzan, siempre aparecen otras más ambiciosas en el horizonte, nuevos objetivos por los que trabajar y hacia los que encaminar los esfuerzos de la cadena de suministro.

Good, better, the best concept

Good, better, the best concept

Créditos fotográficos: istock pablographix

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos, la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre profesionales de la logística

PILL CTA - eBook - Carrera profesional: logística y cds

 

Objetivos de un proyecto: una percepción realista

El lugar más lógico para comenzar con la mayoría de las iniciativas de mejora continua es averiguar dónde se encuentra el negocio en el presente, sólo así se pueden plantear objetivos de un proyecto alcanzable, que comienza por el autoconocimiento y se desarrolla en clave realista. A partir de ahí hace falta:

  • Saber hacia dónde se dirige la organización.
  • Conocer qué procesos y prácticas están funcionando y cuáles no.
  • Identificar las buenas prácticas, tanto en el seno de la propia empresa, como en otras organizaciones, competidoras o no.

El benchmarking pretende dar respuestas a las preguntas clave que forman la base de una estrategia en la cadena de suministro. Entre los objetivos de un proyecto de este tipo se encuentra el lograr la suficiente repercusión en las siguientes áreas:

  • Finanzas: el impacto de mejora debe permitir alcanzar o superar las marcas fijadas tras llevar a cabo la evaluación comparativa.
  • Costos: se trata de avanzar hacia la competitividad en costes.
  • Operaciones: buscar el factor diferencial es tan importante como ser capaz de identificar esas características que definen las operaciones de las cadenas de suministro que demuestran un mejor rendimiento.
  • Desempeño: el establecimiento de indicadores es clave para lograr objetivos en un proyecto de mejora continua. Saber cómo medir el rendimiento, en qué áreas hay que priorizar el análisis, o cuáles son las metas a alcanzar es fundamental.
  • Organización: es importante saber cómo se estructura la propia organización y qué diferencias existen en cuanto a otras, si después se ven traducidas en términos de eficacia y control.
  • Colaboración: mejorar la integración requiere de una evaluación de los modos escogidos para llevar a cabo la cooperación. Entre los objetivos de un proyecto de este tipo puede encontrarse el incluir algunas de las últimas innovaciones que permitan mejorar la sincronización y optimizar el desempeño de estas iniciativas.
  • Outsourcing: determinadas áreas resultan más rentables externalizadas. Cuando no se trata de aspectos prioritarios ni de carácter estratégico, el outsourcing implica la reducción de los costos generales y la mejora del servicio.
  • Tecnología: saber qué es lo que funciona y lo que no, conocer qué avances han incorporado los competidores a sus operaciones y procesos y entender la correlación entre el uso de la tecnología y la eficacia de la cadena de suministro es tan necesario como tener claras las prioridades en este campo a corto plazo.

Los objetivos de un proyecto de mejora continua, además de en estos elementos pueden centrarse en otros aspectos del supply chain como la seguridad, la creación de una red de socios de negocio o la generación de valor. En cualquier caso, y sea cuales sean las direcciones escogidas para avanzar, lo importante es no dejar de buscar el ajuste óptimo ni de hacer un esfuerzo encaminado a promover la sostenibilidad del negocio.

 

Post relacionados:

CTA - eBook - Benchmarking Supply Chain

Publicado en Analiza tu Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management

Suscríbete al blog de Retos en Supply Chain