El objetivo primordial de la gestión de compras es proveer ininterrumpidamente de materiales, servicio subcontratados y recambios a la empresa para que su actividad sea constante.

gestión de compras

Créditos fotográficos: istock cybrain

Por lo que este objetivo no solo consistirá en proveer del suministro necesario al mejor precio, sino que consecuentemente afectará al precio final del producto, así que tendrá que llevar a cabo una compra capaz de reducir el coste al máximo y de mano con las demás estrategias empresariales.

Una buena gestión de compras tiene ciertas responsabilidades que debe cumplir de la manera más eficiente posible:

  1. Negociar los precios. Se pueden negociar por el volumen de compra en función de la competencia.
  2. La producción debe ser constante. Junto con el departamento de mantenimiento la gestión de compras debe procurar que la actividad empresarial nunca pare por faltas de materias primas.
  3. Una mayor rotación de activos. De este modo se minimizarán los inventarios, disminuyendo los costes que incorpora este hecho.
  4. Buscar otras alternativas de suministro. Con esto el departamento de compras conseguirá un mejor precio de sus proveedores habituales, y estará preparado para cualquier imprevisto.
  5. Buena relación con los proveedores. Este objetivo es primordial, si no existe una buena relación proveedor-empresa podrá llevar a la organización a muchos problemas debido al peso que estos agentes externos tienen en la producción.
  6. Buena comunicación con otros departamentos. El departamento de compras debe lograr una integración máxima con departamentos, como el de producción o el de ingeniería, pues en ellos deberá apoyarse en temas en los que no tenga los suficientes conocimientos.
  7. Formar al personal. Este objetivo es común para todos los departamentos. Todas las personas que componen la fuerza de compras debe sentirse en un equipo y que tengan ciertas competencias y para ello hay que formarlos desde la base para que se vayan desarrollando.

 

Una buena gestión de compras basada en ciertos principios

Una adecuada política de comprar afianza unas operaciones de compra eficientes y esto llevará a la empresa a una mayor rentabilidad. Pero, para crear una excelente política de compras hay que llevar a cabo ciertos principios que la reforzarán.

El desarrollo de una estructura formal para identificar a las personas responsables de las compras, siendo solo ellas las encargadas de esta tarea. De este modo se obtendrán compras inteligentes y con la suficiente rentabilidad para generar un valor al dinero que se destina a los proveedores.

Una buena política de gestión de compras debe fijar unos límites de gastos para aquellos trabajadores o responsables que se les permite realizar ciertas operaciones de compras. Por supuesto, todas y cada una de las operaciones que realicen estas personas deberán estar justificadas.

Debe existir un número de proveedores preferidos, es decir un grupo de proveedores que ofrezcan lo mismo a la empresa y en los que poder escoger al que más se ajusta a las necesidades de ésta. De este modo se conseguirá simplificar el proceso de compra.

La ética empresarial también debe ser un principio básico para la gestión de compras, por ejemplo, se puede exigir como requisito para ser proveedor de una empresa que dicho proveedor lleve a cabo una política medioambiental reconocida.

 

POST - TOFU - Profesionalización en la gestión de compras