Gestionar las piezas y los recambios es una tarea de vital importancia. Y es que, el que una maquinaria o producto funcione a la perfección es debido a que se cuenta con un buen servicio de gestión de piezas y recambios. Para ello existen varias opciones en el mercado pero, sin lugar a dudas, contar con un contrato de OEM parts es una de las principales. OEM parts son las siglas de original equipment manufacturer, lo que traducido al español sería fabricante de equipo original.

OEM parts

Créditos fotográficos: istock Denis_prof

Ventajas de contar con OEM parts en tu estrategia

Tal y como se comentaba con anterioridad, en el mercado existen una gran diversidad de formas para poder obtener piezas y recambios pero, lo cierto, es que no todas ofrecen las mismas garantías y servicios. Si bien es cierto que existe una estandarización de repuestos que pueden ayudar a abastecer de manera correcta cualquier pedido, la verdad es que colaborar en la cadena de suministro con OEM parts siempre es un sinónimo de garantía, y es que son muchas las ventajas asociadas a ellas.

  • Al ser el fabricante es el que más conocimiento tiene sobre el producto en sí, con lo que puede trabajar de manera más rápida y certera.
  • Al poseer dicho conocimiento hace que, en situaciones de reparaciones y/o abastecimiento a contrarreloj su fiabilidad en el trabajo sea mayor. Además, en estos momentos es mejor ir sobre seguro, ya que no hay tiempo que perder probando diferentes métodos de reparación.
  • Puede realizar mejores diagnósticos y más rápidos. Ayuda a conocer el estado de los componentes y saber si se han desgastado o si existían defecto en ellos. Gracias a esto se obtiene un buen feedback muy útil para la toma de decisiones.
  • Está al tanto de las modificaciones, tanto de su producto, como del mercado que le atañe.
  • Si existen problemas con los recambios, se cuenta con el total apoyo y respaldo de la compañía, ya que cuentan con unos estándares de calidad y garantía para ello.
  • Los tiempos de inactividad, y los costes derivado de ello, son menores, ya que al ser el fabricante original los tiempos de arreglo son menores.
  • Contar con un acuerdo con el fabricante de equipo original hace que no se tenga que tener tanto stock en almacén, ya que, éste puede abastecer rápidamente. Con esto se consigue una reducción de los costes asociados al stock y a la gestión de almacenes, así como una menor dedicación a la gestión de inventarios.
  • Conseguir la lealtad de los consumidores que muestran mucha afinidad por la marca original.
  • Al ser materiales originales, los OEM garantizan una mayor vida útil de las piezas, lo que se transforma en una mayor satisfacción para los clientes.

Es posible que, para competir contra productos de repuesto no originales, los OEM ofrezcan descuentos y tengan promociones que pueden ser muy beneficiosos a nivel empresarial, todo ello con el fin de no perder su tan ansiada cuota de mercado. Si a esto se le suma las ventajas anteriormente descritas, se pueden llegar a la conclusión de que trabajar con un OEM parts puede ser una buena decisión empresarial eso sí, siempre teniendo en cuenta la estrategia que se quiera llevar a nivel global.

 

POST - TOFU - eCommerce