Operadores logísticos: una carrera con futuro

Los operadores logísticos se ocupan de aspectos muy distintos de la cadena de suministro, haciendo de ésta, una de las profesiones más alejadas de la rutina y apasionantes que existen. Un profesional de la logística se puede ocupar de aspectos tan dispares como el transporte, el control de existencias, la función de almacén o la monitorización del flujo de mercancías. El objetivo final de los profesionales de ese área es garantizar que los productos adecuados se entregan en la ubicación correcta, dentro del plazo estipulado y sin exceder del presupuesto determinado para ello.

ID-100393696

Créditos fotográficos: khunaspix

Responsabilidades de los operadores logísticos

Los operadores logísticos, a medida que ascienden en el organigrama de la empresa y en función de su preparación, pueden ir adquiriendo nuevas responsabilidades. A lo largo de su carrera, alguien con este perfil se habrá encargado de:

  • Gestionar el nivel de eficiencia, los plazos de entrega y los costes de transporte.
  • Coordinar y controlar la gestión de pedidos y los ciclos de venta.
  • Evaluar el rendimiento y la calidad de los sistemas y planificar mejoras.
  • Asignar y gestionar los recursos de personal, de acuerdo a las necesidades cambiantes.
  • Negociar con clientes y proveedores y trabajar por mantener una buena relación con ellos.
  • Desarrollar el negocio mediante la obtención de nuevos contratos.
  • Ocuparse del análisis de los problemas logísticos que puedan aparecer y la generación de nuevas soluciones.
  • Fomentar el desarrollo del comercio electrónico, trabajando para ampliar el conocimiento de la organización sobre este área.
  • Mejorar la adecuación a la legislación y normas aplicables.
  • Encontrar la manera de llevar a cabo una gestión más sostenible.

Estas actividades se desarrollan a un ritmo variable aunque, hay que tener en cuenta que la función de los operadores logísticos está encuadrada en un entorno de trabajo donde se ofrecen servicios de 24 horas 7 días a la semana. La cadena de suministro no se puede detener.

A nivel laboral, las consecuencias tienen que ver con:

  • Horarios laborales variables, muchas veces distribuidos en un sistema de turnos.
  • Posibilidad de tener que trabajar los fines de semana.
  • Altas probabilidades de tener que hacer horas extra o atender asuntos laborales fuera del horario fijado.

El nivel de responsabilidad así como la disponibilidad cuentan con su contraprestación económica. Las retribuciones en este ramo, para un puesto como el de los operadores logísticos puede iniciar, según la Fundación ICIL, en torno a los 18.000 euros al año y superar los 40.000, si se alcanza un nivel como el de Director de Operaciones. La experiencia, formación, cualificación y habilidades del candidato influirán en el salario igual que lo harán el presupuesto y tamaño de la empresa.

A la cifra final habrá que añadirle, en algunos casos, la remuneración que se perciba en concepto de prima de beneficios, puesto que algunas compañías de este sector pagan bonificaciones, en función del desempeño y los resultados.

 

Formación y expectativas en la carrera de los operadores logísticos

Al tratarse de una función compleja, los puestos de operadores logísticos son ocupados por profesionales multidisciplinares. No existe un sólo tipo de titulación que abra las puertas al empleo en este sector. Licenciados en carreras relacionadas con la gestión y administración de empresas, las ciencias económicas, el derecho o la ingeniería, conviven en el área logística, aportando valor con su contribución.

No obstante, aunque muchas empresas de logística son flexibles en cuanto a los estudios superiores de base, sí que requieren un grado en logística, gestión del transporte, del supply chain o distribución, porque para ellos esta especialización es un requisito esencial.

Quienes logran superar un proceso de selección para cubrir alguna vacante como operadores logísticos, deben saber que, tras firmar el contrato, les espera:

  • Un entorno de trabajo que no se desarrolla únicamente en la oficina, sino que se extiende hasta el almacén o la tienda; que no se limita al territorio nacional, sino que implica la interacción con agentes y empresas de otros países de forma habitual.
  • Una profesión que evoluciona a gran velocidad, debido a la aceleración de los negocios en esta industria, y que obliga a saber adaptarse a los cambios y estar actualizado.
  • Un rol donde la movilidad es necesaria y en el que, aparte de disponibilidad para viajar, se precisa el conocimiento de idiomas y habilidades de negociación.
  • Un nivel de responsabilidad que requiere el enfocar el trabajo de manera lógica y sistemática, hacer una buena gestión del tiempo y tener la capacidad de resolver problemas y tomar decisiones.

 

Post relacionados:

 

CTA - eBook - Formación y desarrollo de competencias

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management