PGC. Proveedores efectos comerciales a pagar

Al usar la expresión “proveedores efectos comerciales a pagar“, muchos pensarán inmediatamente en el Real Decreto 1514/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad. El PGC (Plan General de Contabilidad) constituye el desarrollo reglamentario en materia de cuentas anuales individuales de la legislación mercantil y ayuda a diseñar un marco conceptual de contabilidad para las empresas.

Balance sheet of a financial report with spectacles

Balance sheet of a financial report with spectacles

Créditos fotográficos: istock joxxxxjo

El PGC recoge los documentos que integran las cuentas anuales así como los requisitos, principios y criterios contables de reconocimiento y valoración, que deben conducir a que las cuentas anuales muestren la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa, tal y como queda recogida en la introducción al propio Real Decreto.

Esta norma, el Plan General de Contabilidad, es de aplicación obligatoria para todas las empresas, cualquiera que sea su forma jurídica, individual o societaria, sin perjuicio de aquellas empresas que puedan aplicar el Plan General de Contabilidad de PYMES.

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre las estrategias de colaboración en supply clain TEXT - TOFU - Colaboración SC

POST - TOFU - Colaboración cds [Duplicate]

 

Proveedores efectos comerciales a pagar

Pero, ¿qué significa exactamente “proveedores efectos comerciales a pagar“? Esta expresión define el contenido del asiento 401, que se engloba a su vez dentro del 400 “proveedores”. Las deudas encuadradas en el epígrafe 400 son las que se contraen con suministradores de mercancía y otros bienes recogidos en el grupo 3.

De forma particular, a través del 401 se lleva a cabo el control de las deudas contraídas con los distintos proveedores, siempre que se den en condiciones de formalización en efectos de giro aceptados (por ejemplo, un pagaré con vencimiento futuro). A la hora de elaborar el balance de la empresa, “proveedores efectos comerciales a pagar” se debe incluir en el pasivo corriente.

 

Cómo cumplimentar el asiento 401 en la práctica: proveedores efectos comerciales a pagar

Antes de pensar en rellenar el balance, hay que pensar qué hechos ha motivado esta necesidad. En el caso de “proveedores efectos comerciales a pagar” se ha tenido que producir una compra de bienes (o materia prima).

A la hora de recoger la operación en la contabilidad de la empresa hay que tener la precaución de añadir al el porcentaje de IVA correspondiente al importe total de la compra. El tipo de IVA se determina en función del tipo de producto adquirido y puede variar entre los tres siguientes porcentajes:

a) 4%

b) 7%

c) 16%

La forma de registrarlo sería la siguiente:

1º Dejar constancia de la compra en la cuenta del proveedor con el que se ha contraído la deuda.

2º Aceptar el efecto comercial pendiente con esta empresa.

3º Cargar los efectos en el debe al llegar su vencimiento (abonando las cuentas correspondientes procedentes del subgrupo 57).

4º Abonar en el haber por la recepción conforme de las remesas procedentes de proveedores, cuando éstas impliquen cargo en cuentas del subgrupo 60, y siempre que se hayan aceptado los efectos de giro y también cuando la empresa acepte formalizar la obligación con los proveedores aceptando efectos de giro, con cargo, generalmente, a la cuenta 400, tal y como se expone en el ejemplo del Plan General Contable.

Post relacionados:

Guía gratuita sobre las estrategias de colaboración en supply chain

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con: