¿Por qué hay que contar con un ERP en la nube para la gestión logística?

La velocidad a la que circula el mundo actual, no permite a las empresas dormirse. La cantidad de información que se ha de manejar crece a pasos agigantados, tanta información que es casi imposible procesarla toda. Y por este motivo, las empresas han de apostar cada vez más por la confianza en las tecnologías de la información para sacar el mayor rendimiento al objetivo que persiguen. No son pocas las que optan por un software de gestión que posibilite un gran crecimiento, al mejorar la productividad de las empresas. Probablemente el software de gestión integrada más usado actualmente es contar con un ERP en la nube.

ERP en la nube

Créditos fotográficos: istock Mikko Lemola

¿Qué es un ERP en la nube?

El ERP (Enterprise Resource Planning) es literalmente un sistema de Planificación de Recursos Empresariales que automatiza muchos de los aspectos operativos o productivos de una empresa. Y es válido para cualquier empresa, independientemente de la facturación.

Contar con un ERP en la nube reduce costes en la empresa, ya que permite tomar mejores decisiones respecto al almacenaje y transporte. Además ayuda a aumentar la visibilidad de las empresas, así como las entregas a tiempo, con lo que el nivel de satisfacción del cliente es mucho mayor. A su vez hace más eficaces todos los procesos y aumenta la productividad laboral al procesar en cuestión de segundos gran cantidad de información.

Todas las tareas que realiza un ERP en la nube requerirían de mucho tiempo y pérdida de capital de trabajo si lo tuviese que hacer a mano una o varias personas. Gracias al ERP el acceso a la información es sencillo, fiable y preciso, se eliminan operaciones y datos que no son necesarios y hace que todos los sectores de la empresa puedan compartir información. De esa colaboración se aprovechan los resultados, ya que cada componente de la organización puede mejorar su parte para el bien general.

Al trabajar en la nube, permite una gran flexibilidad, comodidad y seguridad. La tecnología ha revolucionado los puestos de trabajo y el ERP es un claro ejemplo, pues al compartir información en la nube se ahorra tiempo, lo que se traduce en ahorro de costes. Aumentando asimismo la facilidad para la lucha contra las amenazas de seguridad al afrontarlas de manera uniforme, pues las medidas de seguridad y protocolos se implementan a la vez en todos los equipos. Además, los gastos de mantenimiento seguro de los entornos en la nube no recae directamente sobre la empresa, sino que esa inversión se le traslada al proveedor del ERP.

Para cualquier empresa es imprescindible pagar por aquello que emplea. Con un ERP en la nube eso es perfectamente posible. Muchos de estos sistemas están diseñados por módulos, lo que hace que cada empresa contrate aquellos que realmente necesita. Fuera gastos innecesarios. Así, también se puede adaptar el software al crecimiento de la empresa, pues si se aumenta el volumen de trabajo en un momento determinado, no es necesario realizar costosas inversiones en mejorar la instalación adquiriendo más potencia que no se va a usar después. Se contrata la potencia cuando se necesita. Y se puede empezar con una inversión de 0 euros. Y de ahí, invertir únicamente en lo que necesita la empresa.

Gestión financiera, administrativa, logística de la empresa, inventarios, entregas a clientes, gestión de gastos y proveedores, análisis, etc. Incluso el marketing y las relaciones con los clientes. Todas las operaciones caben en un ERP en la nube, lo que lo convierte en una solución global y completa que, con una sola base de datos, asegura la homogeneidad de la información en la empresa y optimiza todos los procesos de gestión.

 

Post relacionados:

 

EOP - CTA BOFU Blended POST

Publicado en Supply Chain y Business Intelligence Etiquetado con: