Conseguir una producción ágil en la cual no se pierda ni tiempo, ni mercancías, ni dinero. Este es el objetivo que la totalidad de cadenas de suministro y producción persiguen y que, por desgracia, no siempre se puede conseguir.

cuellos de botella

Créditos fotográficos: istock kalimf

La ansiada producción ágil muy a menudo se topa con una barrera que hace que el tiempo de producción y/o de suministro se ralentice respecto a otros momentos de la cadena, A este hecho se le conoce como cuello de botella.

Los temidos cuellos de botella son problemas que aparecen a lo largo de la cadena de suministro y de producción que ralentizan ésta y hacen que, el output de existencias, productos y mercancías se amontone originando así, pérdidas económicas y tiempos improductivos.

 

Los tipos de cuello de botella más frecuentes

De todos son conocidos los riesgos que entrañan los cuellos de botella, por ello, hay que saber identificarlos y actuar para solucionar dicho problema y seguir con el ritmo habitual en las cadenas de suministro y producción.

Cuellos de botella referentes al modelo de negocio

El modelo de negocio de una empresa puede ser considerado como un cuello de botella si éste no es el adecuado o no está correctamente estructurado.

  • Una mala estrategia empresarial. Disponer de una estrategia empresarial es la clave para que un negocio funcione y, en el caso de los cuellos de botella no iba a ser diferente. Es posible que no se tengan claras las limitaciones de una empresa, no se sepa por qué se está luchando y qué objetivo se persigue. Todo ello hace que el ritmo de trabajo no sea el adecuado al que la empresa necesita y el mercado demanda. Frente a esto, lo ideal es hacer un estudio de mercado y aplicarlo a la propia empresa, de manera que se obtenga una radiografía de ésta que permita elaborar un plan de empresa ajustado a las necesidades reales.
  • El estilo de liderazgo. En otras ocasiones el cuello de botella surge de un líder que no sabe motivar correctamente a los trabajadores, de tal manera que estos den lo mejor de sí. Para ello, hay que trabajar en mejorar las capacidades de líder haciendo que éste sea cercano y esté dispuesto a prestar su ayuda al trabajador.

Cuellos de botella referente a la operatividad empresarial

Sin lugar a dudas, el otro gran grupo de cuellos de botella que puede afectar a una empresa hace referencia a la operatividad de la misma. Dentro de este grupo se pueden encontrar los siguientes problemas:

  • Falta de mano de obra. La falta de mano de obra es uno de los principales problemas que propician los cuellos de botella. Frente a esto, lo que se debe hacer es realizar una provisión real del trabajo que se tiene actualmente y contar con el suficiente personal para hacer dicho trabajo adelante, sin caer en demoras de tiempo.
  • Falta de cualificación en la mano de obra. En muchas ocasiones tener personal suficiente no lo es todo ya que el problema puede ser causado por tener poco personal cualificado para el puesto. Está claro que todos los empleados deben especializarse en su puesto de trabajo pero deben tener formación suficiente para poder cubrir cualquier problema o imprevisto que pueda surgir. El ejemplo más real en este caso es cuando una máquina sufre un desperfecto y el único trabajador que sabe repararla está ocupado o enfermo. Para contrarrestar este problema la formación continuada para todos los miembros de la plantilla es la clave.
  • Falta de lugares de almacenamiento. El almacenamiento también es otro factor que hace que los cuellos de botella existan. El realizar productos a buena marcha puede verse afectado si no se tienen lugares acondicionados para almacenar dichos productos hasta que se les de salida. Para ello, hay que tener en cuenta qué espacio de almacenamiento se necesita para cada fase de la cadena de suministro /producción y qué tipo de acondicionamiento sería el idóneo.
  • Problemas con las máquinas. La maquinaria empleada puede producir cuellos de botella. Los fallos en éstas hacen que la producción quede totalmente paralizada hasta que el error se solucione. Frente a esto, la mejor arma es invertir en mantenimiento periódico de manera que se minimicen los riesgos de que una máquina deje de funcionar.

 

Post relacionados:

 

EOP - CTA BOFU Blended POST