La creciente preocupación por el medio ambiente ha llegado ya de lleno al campo de las empresas, conociéndose esto bajo el nombre de responsabilidad social corporativa. Día tras día se pueden ver empresas que se suman a hacer actividades y campañas de RSC, siendo una de ellas lo logística inversa, pero, ¿sabes qué es la logística inversa y qué relación guarda con el medio ambiente?

logística inversa

Créditos fotográficos: istock scanrail

¿Qué es la logística inversa?

El término logística inversa, cada vez más popularizado, hace referencia al proceso por el cual las empresas hacen todo el procedimiento logístico con el fin de recuperar embalajes, envases y todo tipo de residuos que son considerados peligrosos. Dicho de otra manera, la pregunta qué es la logística inversa se puede responder afirmando que es la gestión de la cadena de suministro al contrario de lo que estamos acostumbrados. Con este proceso, se asegura que el material vuelve a ser reutilizado o, en su defecto, se elimine correctamente.

Dentro de la logística inversa, se incluyen una gran cantidad de operaciones para poder llevarla a cabo: devolución de compras a proveedores, la ya nombrada recuperación de embalajes y envases, la gestión del inventario que se considera sobrante, la gestión de residuos e, incluso, la gestión de productos de electrónica e informática.

 

¿Qué beneficios puede reportar la logística inversa?

Son muchos, y muy variados, los beneficios que la logística inversa puede aportar, tanto a empresas como a la sociedad en general.

Si empezamos por estos últimos, esta práctica hace que el reciclaje que realizan las empresas sea mucho mayor, algo que incide directamente sobre el medio ambiente ya que, existirán menos desechos de embalajes y envases y, por otra parte, no se producirán tantos de estos en exceso, reduciendo así la contaminación producida durante el proceso de producción. Por otra parte, al poner en práctica la logística inversa también se quitan de la circulación los residuos peligrosos, haciendo que estos pasen por un tratamiento adecuado para ser desechados como toca realmente.

Por la parte empresarial, los beneficios también son muchos.

  • Realizar acciones de RSC da una mejor imagen empresarial. Cada vez más empresas realizan acciones de RSC, ya que éstas son muy bien acogidas por el público final. Esto, además de posicionar a la empresa como una empresa responsable y sostenible, puede ayudar a que algunos consumidores pasen a ser clientes y a fidelizar a los mismos.
  • Reducción de costes. Aunque parezca que no, la logística inversa puede ayudar a la reducción de costes de la empresa gracias a la reutilización de los embalajes y envases que se retornan al centro de negocios. Esta reutilización de los materiales hace que se tenga que invertir menos en ellos e, incluso, que se puedan aligerar los tiempos de trabajo.
  • Posibilidad de expandirse en el mercado. Entrar en el tema de la logística inversa hace que, la propia empresa adquiera un know how de este proceso que le ayude a expandirse a otros mercados y a ampliar su oferta de servicios.
  • Mayor control de información sobre la cadena de suministro. Tener la oportunidad de generar una logística inversa puede ayudar a la empresa a obtener más información de cómo funciona la cadena de suministro y de cómo se gestiona para obtener mayores beneficios de la misma.

 

Este término de logística inversa no debe confundirse con el de logística verde ya que, este último, hace referencia a minimizar el impacto de la logística en el medio ambiente. Eso sí, pese a que no hacen referencia a lo mismo, lo cierto es que ambos empleados de manera complementaria ayudarían a mejorar el ecosistema y a ayudar al medio ambiente.

 

POST - TOFU - Agility SC