Qué es «stakeholders»: su definición a través del cuadro de mando

Sobre qué es stakeholders, qué significa el término y a quiénes se consideran como tales (partes interesadas y/o afectadas por una determinada actividad empresarial o de negocio) hemos hablado en anteriores ocasiones, especialmente aludiendo a la dificultad que en muchas ocasiones entraña identificar a los stakeholders correcta y exhaustivamente, y a su importancia en la planificación de la cadena de suministro.

Retomando, pues, este mismo hilo, hoy nos proponemos emplear una de las herramientas centrales para la gestión y monitorización del desempeño de actividades, operaciones y procesos estratégicos de una compañía para identificar a los stakeholders y definirlos adecuadamente: el Cuadro de Mando Integral.

qué es stakeholders

Qué es stakeholders: el Cuadro de Mando Integral para descubrir y definir los intereses de las partes

Como decíamos, identificar y definir correctamente a los stakeholders, o partes interesadas en el negocio (inversores, clientes, partners y socios, consumidores potenciales…), puede resultar una tarea ardua y compleja, aunque sea absolutamente imprescindible y realmente crítica para el devenir de cualquier organización.

Fijémonos, ante todo, que hablamos de identificar, es decir, localizar y visibilizar a las partes interesadas como la primera tarea a llevar a cabo, y que inmediatamente después añadimos la necesidad de definirlas como algo ineludible, o lo que es lo mismo, detectar y enunciar sus características para situarlas y valorarlas en la perspectiva que más convenga según el caso.

La variedad de los intereses que se pueden tener en una actividad empresarial es extraordinariamente amplia, por lo que resulta indispensable, además de concretar los distintos stakeholders, considerarlos según el tipo de intereses que cobijan. Y para ello, pocas herramientas como el Cuadro de Mando Integral (o CMI) nos ofrecen tantas ventajas.

Para entender hasta qué punto es útil el CMI en esta tarea, repasemos brevemente en qué consiste esta herramienta. Se trata, como sabemos, de un instrumento central en entornos empresariales organizados al amparo de un sistema de inteligencia de negocios, o business intelligence, la función principal del cual radica en monitorizar operaciones, actividades y procesos clave de la organización. No obstante, no se trata de una mera herramienta de evaluación del desempeño, sino que se debe considerar como un instrumento eminentemente orientado a la gestión estratégica (para ampliar la información acerca del CMI, recomendamos Cadena de suministro y software, una guía completamente gratuita disponible en el apartado de recursos formativos de este mismo blog).

En el Cuadro de Mando convergen, pues, los objetivos y las líneas estratégicas definidas, y los reportes y las métricas obtenidas mediante el empleo de indicadores KPI que monitorizan el desempeño de actividades y procesos clave. Pero no convergen de cualquier modo, sino encauzados mediante lo que se denominan las 4 perspectivas del CMI, que no son más que los cuatro puntos cardinales desde los que se debe considerar a una compañía para obtener una visión completa e integral de la misma. Es decir, bajo estas cuatro perspectivas (financiera, del cliente, de los procesos internos, y de aprendizaje y crecimiento) es posible identificar y definir con sumo detalle y claridad, y entre otros asuntos de interés para el devenir de la organización, cada una de las posibles partes interesadas y, con ello, los intereses que cobijen, los cuales nos ayudarán a definir a los distintos stakeholders fundamentales para el desarrollo del negocio.

CTA - eBook - Planificación paso previo a ejecución
Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management

Suscríbete al blog de Retos en Supply Chain