Hoy queremos hablar de un tipo de red de distribución, el Value stream mapping o mapeo de la cadena de valor, que es una herramienta visual de Lean Manufacturing que hace que podamos identificar todas las actividades en la planificación y la fabricación de un producto, para así poder encontrar oportunidades de mejora en toda la cadena y no en procesos aislados.

TEXT - TOFU - Planificación CdS

¿Qué es la red de distribución Value Stream Mapping?

Esta herramienta se basa en la diagramación de dos mapas de la cadena de valor, uno presente y uno futuro. Estos dos mapas sirven para documentar y visualizar el estado actual del proceso que se quiere mejorar, y después el estado posterior o que se quiere alcanzar con esas actividades de mejora.

El VSM se presenta en forma de gráfico y se compone de iconos y símbolos simples que describen sobre todo 2 tipos de flujo: el de información o planificación, o las actividades realizadas desde que el cliente realiza la orden hasta que la orden es generada, y el de materiales o fabricación, en el que se tienen en cuenta todos los procesos necesarios para producir el producto hasta su entrega al cliente final.

¿Cómo funciona la red de distribución VSM?

A cada una de las operaciones o procesos se le asignan indicadores, que nos van a permitir conocer y visualizar el estado del proceso: tiempo de ciclo, tiempo de alistamiento y cambio de referencia, número de operadores por equipo, porcentaje de rechazos, disponibilidad del equipo, tiempo de paradas y eficiencia, entre otros.

Cuando ya hemos asignado los indicadores y dibujado el VSM, tenemos que identificar las oportunidades de mejora y priorizarlas según su importancia en la reducción del coste y el aumento de la productividad. Una vez que hemos terminado, se dibuja el mapa futuro que ayuda a visualizar el estado del proceso después de poner en marcha estas acciones.

¿Cuál es el objetivo del VSM?

Podemos remontarnos a los años 80 y la forma de trabajar del principal ingeniero de TOYOTA, Taiichi Ohno, que se orientaba a la productividad más que a la calidad. Gracias a su aportación, podemos lograr:

  • Una visión global del proceso.
  • Entender el proceso en su conjunto y priorizar los objetivos globales de cada actividad.
  • Entender las debilidades y ayudar a elegir herramientas o técnicas necesarias.
  • Establecer objetivos concretos para mejorar.
  • Promover el trabajo en equipo.
  • Mostrar la relación entre el proceso, el flujo de materiales y el flujo de información.
  • Utilizar símbolos estandarizados para un lenguaje común en el análisis de procesos.

 

Pero sin duda su principal objetivo de este tipo de red de distribución es obtener una imagen de la situación actual del proceso, para poder utilizarla como punto de partida en el cambio. A partir de la imagen actual, se plantea el VSM futuro y el objetivo estratégico marcado, para trazar un plan de acciones de mejora continua dirigido a la transformación de la cadena de valor.

La principal diferencia con otras técnicas semejantes de red de distribución es que el VSM no se aplica sobre una operación en concreto, sino que engloba el proceso productivo a un nivel superior. Por eso, puede ser realizado para varios departamentos o incluso entre diferentes empresas.  

POST - TOFU - Planificación cds