Rediseño de procesos en la cadena de suministro: barreras y desafíos

A partir de una visión global, el éxito en un proyecto de rediseño de procesos en la cadena de suministro es más fácilmente alcanzable. Si, además, se cuenta con una hoja de ruta para optimizar la participación de las personas que intervienen en la iniciativa y el aprovechamiento de la tecnología disponible, el riesgo se reduce aún más.

rediseño de procesos

rediseño de procesos

Créditos fotográficos: everythingpossible

TEXT - TOFU - Formación y desarrollo de Competencias

Para reestructurar cualquier proceso empresarial en el ámbito de supply chain es necesario llevar a cabo un trabajo previo importante. La preparación, que debe completarse antes de que se modifique el proceso real, ayuda a ganar en comprensión acerca de la problemática a resolver y el modo más eficaz de hacerlo.

Esbozar los objetivos y alcance de la iniciativa, así como asegurar que las metas del proyecto quedan alineadas con la visión de negocio son las acciones que marcarán el inicio de un proyecto que, sin embargo, en muchos casos, no llega a ponerse en marcha.

¿Cuáles son las razones de retrasar el rediseño de procesos? ¿Dónde está el origen de la reticencia a este tipo de cambios?

 

Los retos y limitaciones al rediseño de procesos

La viabilidad de una iniciativa de rediseño de procesos depende de una serie de factores que terminan suponiendo un desafío para sus responsables. Se trata de los siguientes:

  • Lograr el nivel de eficiencia deseado y hacer que los procesos sean más ajustados (Lean) pero sin comprometer la resiliencia en el rendimiento.
  • Practicar los cambios estructurales y las modificaciones en los sistemas que permiten seguir adelante con el proyecto sin que ello afecte a las operaciones.
  • Impulsar el cambio cultural que permitirá el desarrollo de oportunidades de mejora, a nivel organizacional, en un entorno de múltiples partes interesadas.
  • Gestionar adecuadamente el impacto de la eliminación gradual del legado y la implementación de las nuevas prácticas.

A estos retos hay que sumar la dificultad añadida a cualquier proyecto de rediseño de procesos en supply chain que imponen determinadas barreras. Estas limitaciones tienen que ver con:

  1. El temor a la ralentización de los procesos y a las interrupciones, que podría afectar a las operaciones e incidir negativamente en la satisfacción de los clientes.
  2. La incertidumbre en relación al coste de la iniciativa que, si bien se estima durante la fase de preparación, puede aumentar si durante la ejecución se presentan imprevistos.
  3. La complejidad del manejo de algunas herramientas de rediseño de procesos y la falta de personal cualificado para su uso. Por eso, la madurez tecnológica es uno de los indicadores de éxito en un proyecto de este tipo.
  4. La falta de capacidades de forecasting, que complica la evaluación de los distintos escenarios, reduciendo la visibilidad de quienes deben tomar las decisiones.

El rediseño de procesos es la puerta hacia un enfoque de trabajo más lean y adaptado a los nuevos tiempos. Evitar la obsolescencia y trabajar por impulsar el rendimiento de las operaciones a través del aumento de su eficiencia debe considerarse una prioridad. En tu organización, ¿existe esta resistencia al cambio que impide llevar a cabo el rediseño de procesos? ¿Cómo planeas vencerla?

 

POST - MOFU - Formación y desarrollo de competencias

 

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain