Risk management y el plan de prevención de riesgos laborales

La gestión del riesgo de un proyecto, igual que la que ha de llevarse a cabo en cualquier organización, no puede concebirse sin un plan de prevención de riesgos laborales. Además de ser el instrumento idóneo para tomar conciencia de los riesgos y su nivel de gravedad, también sirve para mejorar la planificación de las acciones a tomar con objeto de evitar la aparición del riesgo o de minimizar o paliar los efectos adversos del riesgo, en caso de presentarse.

iStock_000059708166_Small

Créditos fotográficos: istock Wavebreakmedia

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre las estrategias de colaboración en supply clain PILL CTA - eBook - Colaboración SC

CTA - eBook - Colaboración SC

El plan de prevención de riesgos laborales en la ley

Tal es la importancia del plan de prevención de riesgos laborales que, ya desde el año 1995, contar con él es un requisito exigible a las empresas. En concreto, la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (que puede consultarse en el BOE nº 269 10/11/1995), en su capítulo III, “Derechos y Obligaciones” dedica un artículo íntegro a este instrumento al servicio de la seguridad y salud laboral.

Se trata del artículo 16, que trata sobre el plan de prevención de riesgos laborales, pero que también aporta las directrices necesarias para saber cómo se debe enfocar la evaluación de los riesgos y cuál es la manera más efectiva de llevar a cabo la planificación de la actividad preventiva en la organización, en un entorno de proyecto.

No es ésta la única obligación del empresario en materia de prevención de riesgos laborales. La legislación a este respecto comprende distintas normas, aunque, tal y como dispone la LEY 25/2009, es posible realizar el plan de prevención de riesgos laborales (y también la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva) de forma simplificada dependiendo de:

  • Número de trabajadores en plantilla.
  • Naturaleza de las actividades a realizar.
  • Peligrosidad de las tareas en que éstas se descomponen.

La única condición es que la simplificación de los procedimientos a aplicar no implique una disminución del nivel de protección de la seguridad y salud de los trabajadores, ni contravenga la normativa aplicable.

 

Cómo elaborar el plan de prevención de riesgos laborales

El artículo 16.1 de la Ley 31/1995 establece la necesidad de integrar la prevención de riesgos laborales en el sistema general de gestión de la empresa. Para ello se basará en la creación y aplicación de un plan de prevención de riesgos laborales que tendrá repercusión a dos niveles:

  • Las actividades que se desarrollarán en el proyecto o que se llevan a cabo en la organización.
  • Todos los niveles jerárquicos de la compañía, sin excepción.

Para ser efectivo, el plan de prevención de riesgos laborales tiene que incluir todo lo necesario para poder llevar a cabo la acción preventiva adecuada en la empresa o en el proyecto. Este documento ha de conservarse a disposición de la autoridad laboral, las autoridades sanitarias y los representantes de los trabajadores. Su contenido debe trabajarse en seis áreas:

1. La estructura organizativa: identificando los niveles jerárquicos, con sus roles y responsabilidades y determinando las vías de comunicación que se habilitarán para el intercambio de información

2. Las responsabilidades en materia de prevención: desgranando el modo en que se resolverá la organización de la prevención en la empresa, identificando los órganos de representación e indicando la modalidad preventiva elegida.

3. Las funciones: en este campo, el plan de prevención de riesgos laborales debe definir la actividad de la empresa y su propósito, pero también concretar el número de centros de trabajo y sus características, así como el número de trabajadores en plantilla y las actividades que desempeñan, especificando si existen personas con especial sensibilidad al riesgo.

4. Las prácticas y los procedimientos: aplicables existentes en la empresa, en relación con el aseguramiento de las condiciones de seguridad y prevención de riesgos laborales en la empresa.

5. Los procesos: en que se organiza la producción y todo lo que les rodea como maquinaria que interviene, herramientas necesarias, etc.

6. Los recursos necesarios para realizar la acción de prevención de riesgos en la empresa, en los términos que reglamentariamente se establezcan.

 

Post relacionados:

Guía gratuita sobre las estrategias de colaboración en supply chain

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management