Rotación de stock y supply chain dinámicas: un win – win de éxito

La rotación de stock es una de las estrategias que se aplican en las cadenas de suministro dinámicas, favoreciendo tanto al productor como al minorista. Por supuesto, el consumidor resulta también beneficiado, cuando se acompaña de descuentos por la compra de determinado tipo de productos. Las prácticas de rotación de stock se han llevado a cabo tradicionalmente en establecimientos físicos aunque, en la actualidad, no es extraño que se recurra a ellas, debidamente adaptadas, en entornos online, por lo que forman parte del marco de acción estratégico de muchos e-commerce.

rotacion de stock

Créditos fotográficos: istock monkeybusinessimages

Por qué es preciso contar con una cadena de suministro dinámica para una rotación de stock de éxito

Pese a que la rotación de stock puede considerarse como una simple estrategia de marketing que a ayuda a minimizar pérdidas, hay que tener en cuenta que, ni funciona en todos los casos, ni siempre garantiza los mismos buenos resultados.

Para lograr el éxito en una estrategia de rotación de stock hay que tener en cuenta que:

  • Determinados artículos, por ejemplo textiles asociados a modas temporales, tecnológicos que hayan quedado obsoletos debido a nuevos avances o perecederos con una fecha de caducidad demasiado inminente; pueden dejar de moverse incluso cuando se colocan en posiciones claramente visibles (de la estantería o del escaparate online) y se ofrece con un descuento.
  • Los compradores inteligentes están familiarizados con el concepto y pueden ignorar estos productos más accesibles, priorizando otros que, pese a no estar tan a mano (porque precisen de hacer un click más, abrir una pestaña distinta o alargar la mano para alcanzar los últimos artículos del estante), cumplen con todos sus requisitos para finalizar la compra.
  • La promoción especial, por posicionamiento o precio, de este tipo de artículos debe hacerse en el momento adecuado, antes de que sea demasiado tarde, por lo que hace falta conocer cómo calcular ese umbral de idoneidad para introducir la estrategia y tener claro a qué productos de ha de aplicar.

Para luchar contra estas dificultades hace falta recurrir a las ventajas de una cadena de suministro dinámica, donde:

  • Se cuenta con los medios necesarios para convertir los datos en información.
  • El conocimiento puede ser compartido instantáneamente entre los tomadores de decisiones a lo largo de todo el supply chain.
  • Los responsables son conscientes de la necesidad de introducir la flexibilidad en sus estrategias de producto.
  • La ejecución se da en las condiciones suficientes de agilidad, como para satisfacer las demandas de los clientes.
  • Se dispone de la cobertura operativa necesaria para convertir los puntos débiles en fortalezas y los gastos potenciales en ingresos.

Generar valor debe ser uno de los objetivos últimos de la cadena de suministro y la rotación de stock permite lograrlo al evitar pérdidas, por una parte, y mejorar la relación con el cliente, por otra, que, gracias a esta estrategia ve que la empresa en la que deposita su confianza la merece ya que:

  • Trabaja en base a unos valores compartidos, como es el de sostenibilidad.
  • Sabe lo que ofrece y, al posicionar de forma más visible los artículos próximos a caducar garantiza que se revisa el stock de forma frecuente, por lo que nunca se pondrá a la venta algo por debajo de los estándares aceptados (mercancía caducada, obsoleta o que no reúna las condiciones óptimas para su venta).
  • Apuesta por el win – win y, complementa la rotación de stock con descuentos sobre determinados artículos, que siempre son bien recibidos por los clientes que desean elegir esa mercancía a un precio inferior para su cesta de la compra.

 

CTA - eBook - Dynamic Supply Chain

Publicado en Supply Chain Dinámicas Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management

Suscríbete al blog de Retos en Supply Chain