Sistemas ERP: beneficios de una correcta planificación de los recursos

Los sistemas ERP (siglas en inglés de los sistemas de planificación de recursos empresariales, Enterprise Resource Planning) son sistemas de análisis y gestión de información corporativa referente a múltiples aspectos de la cadena de suministro, y de las actividades y los procesos asociados a la misma.

Surgidos principalmente del ámbito de la gestión y la planificación de los recursos de producción, los sistemas ERP han permitido no solo mejorar la eficacia y la eficiencia de la cadena de producción, sino integrar en un mismo recurso de gestión distintos ámbitos tradicionalmente considerados de forma independiente, pero con un gran peso y relevancia en la gestión integral de la cadena de suministro.

sistemas ERP

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre software para la cadena de suministro

TEXT - TOFU - Cds y software

Sistemas ERP, mucho más que software de gestión

A menudo los sistemas y el software ERP se definen como sistemas de gestión empresarial, y efectivamente eso son; sin embargo, no son únicamente eso, es decir, no son meramente sistemas de gestión en el sentido tradicional del término.

Como avanzábamos en la introducción, uno de los principales cometidos de los sistemas ERP es integrar, en un mismo y único recurso, los distintos sistemas de planificación y gestión de las operaciones clave de la cadena de suministro (CdS). Obviamente, para facilitar la gestión y la monitorización integral de las operaciones, también permiten que las informaciones con las que cuentan las distintas áreas funcionales y los departamentos de la organización confluyan en un mismo canal.

Así pues, los sistemas ERP son, en este sentido, más que sistemas de gestión corporativa, también son sistemas de información: permiten obtener una visión integral y de conjunto de las operaciones clave de una compañía, especialmente de aquellas que redundan en la mejora de su cadena de valor.

Desde el abastecimiento, el aprovisionamiento, la producción, la distribución y la logística inversa (la gestión SCM, o Supply Chain Management) hasta las relaciones con el cliente (gestión CRM, o Customer Relationship Management), los sistemas ERP ofrecen una visión global de las operaciones clave que, a su vez, son consideradas desde dos perspectivas distintas:

  • Verticalidad: la perspectiva vertical de la cadena de valor ofrecida por los sistemas ERP permite ordenar, planificar, gestionar y monitorizar el desempeño de procesos y actividades en un esquema de interdependencia vertical, desde el aprovisionamiento hasta la distribución.
  • Horizontalidad: complementa la visión vertical de las operaciones clave de la compañía con la mira puesta en el consumidor, tomando al cliente como centro de atención por encima del bien, el producto o el servicio ofrecidos. Todas las operaciones devienen, así, piezas de una cadena horizontal que persigue como último fin mejorar el nivel de satisfacción del cliente o consumidor.

Implementar un sistema ERP en cualquier compañía también plantea retos de distinta envergadura, como la capacitación del personal responsable, y muy especialmente la integración de las distintas áreas funcionales y departamentos bajo un único sistema de gestión empresarial. Debemos tener muy en cuenta que el éxito en la implementación de sistemas ERP requiere realizar una inversión considerable no solo en términos económicos, sino también en tiempo y en esfuerzo: el diseño de una correcta estrategia de gestión de la información corporativa, de la comunicación eficaz de la misma a los distintos estamentos y miembros de la empresa, y del nivel de compromiso adquirido con la estrategia definida son cuestiones de gran relevancia, y exigen una clara apuesta por parte de las direcciones y gerencias por los nuevos sistemas de gestión.

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Cds y software

Publicado en Supply Chain y Business Intelligence Etiquetado con: