¿Son los drones terrestres el futuro?

Pensar en drones ya no sorprende a nadie, ni tan siquiera cuando se habla de que sean ellos los encargados de entregar en el balcón de la casa el cliente el último ejemplar de su novela favorita, comprada online a través de Amazon. Hoy lo que es tendencia es hablar de drones terrestres.

Jet robot landing on ground.

Jet robot landing on ground.

Créditos fotográficos: istock leobanchette

El concepto en sí es revolucionario, porque lo cierto es que no demasiada gente tiene claro en qué consisten estos artefactos. Su definición induce a error ya que el término dron se refiere a vehículos aéreos no tripulados por lo que, si ya los adjetivamos de terrestres es lógico que las dudas comiencen a surgir.

Si estás interesado  en este tema, también te recomendamos la descarga de  forma gratuita de nuestra guía sobre tendencias de futuro de la Supply Chain

TEXT - TOFU - Tendencias de futuro SC 2020

¿Drones terrestres sí, drones aéreos no?

Para muchos, tras la revolución que supuso aplicar esta forma de robótica, tan apetecible, tan al alcance de la mano, a la logística (o al menos plantear la posibilidad de que este sueño se hiciese realidad) llegó la decepción. O más bien la frustración. Y es que, mucho antes de que la idea de los drones terrestres iluminase las horas más bajas de las empresas de tecnologías de soporte logístico, la apuesta por los drones tradicionales, si es que se puede llamar así a los aéreos, entraba en barrena. Y lo hacía por las dos siguientes razones:

1. La ley. Mejor dicho, la implacable legislación estadounidense, que impedía que sobrevolasen los cielos americanos cargados de paquetes contenedores de artículos de todo tipo y en dirección a cualquier punto de su vasta geografía. Y se volvía más inflexible aún al prohibir explícitamente que los operadores abandonasen cualquier tipo de objetos desde un avión no tripulado.

2. La física. Causante de que su fiabilidad vuele tan bajo como su garantía de completar misiones con éxito; como prueba The Washington Post, que afirma que ha habido más de 400 grandes choques de aviones no tripulados militares desde que se empezaron a utilizar en 2001, documentando así la triste historia de los fracasos de estos aviones no tripulados.

No obstante, hay que tener en cuenta que todos los inicios son duros y el panorama está cambiando para esta apuesta innovadora. Y lo hace para mejor, ya que:

  • Influyentes líderes del ámbito de los negocios han estado promoviendo su uso en el comercio.
  • Nuevos preceptos legales, con fecha de 2015, han llegado para flexibilizar la normativa aplicable a los aviones no tripulados usados para mejorar la logística de la cadena de suministro.
  • Los drones terrestres se configuran como la alternativa híbrida que logrará el equilibrio entre lo deseado y lo permitido, entre ambición y realidad.

Los artefactos no tripulados, ya sean drones terrestres o aéreos son una tendencia de futuro en supply chain que llega con mucha fuerza. Su aplicación a la investigación estratégica de mercados, a la contratación o al transporte son sólo una pequeña muestra de las posibilidades infinitas de esta forma de operar. Sólo el tiempo dirá exactamente cómo los drones impactarán el campo de la logística de la cadena de suministro, mientras tanto todos las empresas del sector deben prestar atención a las novedades si quieren mantenerse en la vanguardia.

 

Post relacionados:

POST - TOFU  - Tendencias de futuro [Duplicate]

Publicado en Supply Chain y Business Intelligence Etiquetado con: