Supply chain: los 5 imprescindibles del análisis de riesgos

El análisis de riesgos es vital para la cadena de suministro, mucho más hoy día, cuando la globalización complica su gestión al introducir nuevos elementos a tener en cuenta y aumentar la dificultad de administrar los tradicionales, que adoptan nuevas formas. Prevenir el riesgo pone al supply chain en una posición cómoda, la de disponer de ese margen de tiempo de reacción tan necesario para elaborar una respuesta.

análisis de riesgos

Business graph with arrows tending downwards

Créditos fotográficos: istock peshkov

La cadena de suministro, por muy ágil que sea, por dinámica que se considere su gestión, está formada por una variedad de componentes, personas, procesos y se estructura en torno a una red de relaciones que no le permiten pasar a la acción inmediatamente, una vez que el cambio es detectado. Es necesario realizar introspecciones en el futuro que apoyen al análisis de riesgos, aunque por sí solas no bastan, también son precisas otras ayudas.

 

Cómo llevar a cabo un análisis de riesgos efectivo

El análisis de riesgos de la cadena de suministro se debe basar en cinco elementos:

  1. Forecasting: no sólo el estudio de los acontecimientos pasados y los datos históricos permiten identificar tendencias o ciclos que se repiten. Hace falta complementar este análisis con el del futuro, para ello son necesarias las previsiones. Los pronósticos ayudan a visualizar los cambios que con alto índice de probabilidad se sucederán en las próximas semanas y meses, a tiempo de elaborar una respuesta informada.
  2. Información: para minimizar el riesgo es preciso contar con la cantidad suficiente de datos. Estos datos, hoy día, provienen de diversas fuentes (operaciones, redes sociales, GPS o sensores, entre otros) y es importante preservar su calidad, además de su seguridad ya que, en muchas ocasiones se trata de información sensible.
  3. Nuevas tecnologías: los avances en el campo de la informática ponen a disposición de la cadena de suministro un sinfín de herramientas que les permiten llevar a cabo un análisis de riesgos muy eficaz. Minería de datos, análisis what if, que simula diferentes escenarios, o analítica predictiva avanzada se complementan por soluciones que les permiten, por una parte, una mayor capacidad de almacenamiento y procesamiento de datos y, por otra, la posibilidad de llevar a cabo su recogida (incluso análisis y toma de decisiones automatizada) en tiempo real.
  4. Integración: es imposible plantearse un análisis de riesgos en el ámbito del supply chain si no está garantizada la integración de la información. Para poder funcionar a partir de datos, es preciso que exista una única versión de la verdad. Ello significa que todos los componentes de la cadena de suministro extendida, cada proceso, aplicación y sistema que se emplee debe estar sincronizado. Hay que evitar la generación y mantenimiento de silos informacionales que lo único que hacen es confundir y promover una perspectiva errónea para la analítica.
  5. Actualización: las latencias pueden implicar un coste muy elevado. El pasado es casi presente en estos tiempos y los esfuerzos por agilizar la cadena de suministro también se hacen eco en el análisis de riesgos. Si la información sobre la que se investiga no está actualizada, puede haber quedado obsoleta y afectar a la toma de decisiones. Los esfuerzos por recoger y procesar datos en tiempo real son tan importantes como la cultura de empresa, en tanto en cuanto, insta al compromiso de todos los usuarios de negocio y propietarios del dato a velar por la actualización de la información.

 

POST - TOFU - Evaluación y gestión de riesgos

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con: