A la hora de gestionar una cadena de suministro, uno de los principales puntos que se deben conseguir es agilizar todos los procesos al máximo. Para conseguirlo ya se lleva un tiempo empleando lo que se conoce como e-procurement.