Entre el éxito y el fracaso dentro de una empresa hay una hecho que puede ayudar a decantar la balanza hacia la parte favorable. Este hecho es el diseño de operaciones.