Ser distribuidor de una empresa que fabrica productos puede ser a veces una tarea compleja ya que se debe contar con un sistema de distribución muy bien organizado. Pero si se logra edificar un modelo eficiente podrá reportar múltiple beneficios.