Hacer facturas no sólo sirve para corroborar la realización del pago por cualquier bien o servicio, sino que además cuenta con múltiples utilidades y características que la hacen indispensable para cualquier acto de compra-venta.