La omnicanalidad va a ser la encargada de que la cadena de suministro en los próximos años viva una transformación. Dentro de esta transformación la logística tomará un papel fundamental gracias al aumento de las ventas por Internet y de la adopción de diferentes canales por parte del cliente para comprar, comprobar, pagar o devolver el producto.

cadena de suministro

Créditos fotográficos: istock KeremYucel

El Omnichannel no se trata sólo de que el consumidor se dirija a las organizaciones a través de distintos canales y pueda realizar todas las funciones a través de ellos. La omnicanalidad trata de que todos estos canales estén sincronizados y converjan hacia un mismo objetivo: aportar un valor añadido al cliente.

De ahí la importancia de que la cadena de suministro se vea transformada, actualizada y digitalizada de manera que todos los canales a través de los cuales se puede realizar una compra y enviarla vayan en la misma dirección. ¿Cómo conseguirlo?

 

¿Cómo lograr una cadena de suministro enfocada al Omnichannel?

 

Visibilidad integral de la cadena de suministro de manera colaborativa

Se debe tener una imagen global de todo el proceso que se da en la cadena de suministro, desde que el encargado de aprovisionamiento se hace con las materias primas hasta que el chófer del transporte entrega el paquete al cliente final. Esta visibilidad se da gracias a una mayor fluidez de la información entre los distintos actores que se dan en la cadena y a través de herramientas colaborativas que permiten esa comunicación.

El nuevo cliente omnichannel debe convertirse en un eslabón más de la cadena y tener acceso a la información en cualquier etapa.

Seguimiento total de todo el proceso

Para conseguir esta visibilidad integral hace falta una seguimiento continuo de todo el proceso, de extremo a extremo. Para eso la monitorización de cada etapa y la comunicación es primordial para poder hacer frente a posibles imprevistos que se den en un momento determinado y que no lleguen al final de la cadena.

Si se consigue conocer en tiempo real lo que está pasando en todo momento en cada fase del proceso, se conseguirá una mejora continua que proporcionará a la empresa una ventaja competitiva en este nuevo mundo omnicanal.

Modelo logístico inteligente

A través de herramientas business intelligence, las organizaciones pueden recabar y analizar información mucho más precisa, de este modo se conseguirá que aspectos claves como la logística sean más eficientes y reales. Los encargados de gestionar la logística de la empresa deben complacer la demanda de su producción, ofreciendo un servicio excelente, lo que significa una apropiada y óptima gestión del flujo de productos.

Cadenas de suministro más ágiles

La agilidad es una capacidad empresarial que abarca estructuras organizativas, sistemas de información, procesos logísticos y, en particular, mentalidades. Si las organizaciones están capacitadas para hacer frente y adaptarse a los cambios e inestabilidades del entorno serán más flexibles y ágiles, lo que se traducirá en un mejor servicio. Aplicando herramientas tecnológicas que permitan prever la demanda de manera más ajustada se podrá hacer frente rápidamente a la misma.

Control absoluto de costes

Cuando se empieza a transformar la cadena de suministro y se quiere llegar a un nivel más en la eficiencia de la misma, se puede incurrir en una serie de costes que estarán empujando a la empresa a todo lo contrario. De este modo, se debe tener control sobre los gastos que generará esta transformación y analizar si se pueden hacer frente.

 

POST - TOFU - eCommerce