Transporte intermodal vs transporte por carretera

En los últimos años, la rápida evolución que presentan los flujos de transporte de mercancías en el espacio europeo y las elevadas y crecientes relaciones internacionales a través de los Pirineos, todo ello asociado a los problemas de congestión sobre los grandes ejes de tráfico y los costes externos importantes generalizados a nivel europeo ha forzado la creación de nuevas estrategias. Ahora, la Unión Europea está impulsando una nueva forma de transporté, la del transporte intermodal.

Según la definición de la Conferencia de Ministros de Transporte de Europa, el transporte intermodal“es cuando se hace el transporte por camión sobre la distancia más corta posible, haciendo la larga distancia por ferrocarril o por agua”.

Transporte intermodal

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre exportación

PILL CTA - eBook - Transporte intermodal

Para el transporte intermodal es necesario más de un tipo de vehículo para transportar la mercancía desde su lugar de origen hasta su destino final, por lo cual constituye lo que también puede denominarse como un tipo de transporte multimodal.

Este tráfico combinado o intermodal designa, por lo tanto, el transporte de mercancías en el que las unidades de carga se envían mediante al menos dos medios de transporte diferentes, como pueden ser los siguientes.

  • Transporte aéreo: Es el más rápido y resulta útil para envíos urgentes o transporte de material perecedero a largas distancias, como pueden ser los productos hospitalarios. La desventaja de este modo es que presenta restricciones importantes en cuanto al volumen y peso de la mercancía.
  • Transporte marítimo: Este tiene la mejor capacidad de transporte en toneladas por kilómetro, por lo que es un medio clave para la reducción de costes de la mercancía. Por mar pueden trasladarse hasta 400.000 toneladas por viaje (1.600 veces más que el transporte aéreo). A diferencia del aéreo, su principal inconveniente es la velocidad.
  • Transporte ferroviario: Resulta básico para el transporte al interior y puede combinarse con otros medios de transporte. La capacidad de carga depende de la longitud del convoy (en Europa alcanzan los 850 metros, mientras que en EE. UU. alcanzan ya más de 1.500 metros). Esta característica permite ahorrar costes de entre el 25-30%.
  • Transporte por carretera:
 Dentro de una cadena de transporte intermodal, el transporte por carretera es el último que interviene, y el que permite llevar la mercancía a su destino final. Su capacidad es limitada, y no resulta rentable a largas distancias, pero para realizar determinados desplazamientos, es el que resulta más adecuado, dada su mayor flexibilidad en el flete y su capacidad de llegar a cualquier lugar. La capacidad final siempre depende del tipo de vehículo, es decir, de si se trata de transportes especiales, camiones normalizados de transporte, trenes de carretera, etc.

El transporte intermodal es en sí mismo un modo diferente al transporte marítimo, al transporte por carretera y al transporte por ferrocarril, dado que sus prestaciones no son un simple conjunto de ellos, sino que se trata de un modo distinto, que ofrece, en sus nuevas implantaciones altas cotas de calidad, al integrar cadenas completas de transporte y logística.

Post relacionados:

CTA - eBook - Transporte intermodal

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management