Hemos destacado en varias ocasiones la creciente y cada vez más imperiosa necesidad de renovación en el sector de la logística y el transporte. Una renovación a la que indefectiblemente obligan las nuevas necesidades de un mercado global, una competencia en constante aumento y una demanda de servicios cada vez más personalizados.

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) facilitan enormemente esta tarea, ofreciendo grandes oportunidades en lo que a gestión logística se refiere. Hoy nos centraremos en un concepto no exento de controversia, muchas veces poco definido pero sin duda presente en prácticamente todos los sectores de negocio: Big Data, en esta ocasión relacionándolo con los beneficios que aporta (o puede aportar) al transporte por carretera siempre que se cuente con las herramientas adecuadas para manejarlo, claro está.

transporte por carretera

TEXT - TOFU - Indicadores mejora CdS

POST - TOFU -  Indicadores para la cds [Duplicate]

El transporte por carretera y el análisis de grandes volúmenes de datos (Big Data)

En líneas generales, podemos decir que Big Data presenta grandes ventajas (a la par que grandes retos) para una cantidad ingente de modelos de negocio y sectores económicos varios. Big Data, o lo que es lo mismo, las bases de datos de gran volumen y variedad, alimentadas con nuevos datos e informaciones a un ritmo exponencial contiene, en sus entrañas, las claves para detectar y aprovechar nuevas oportunidades de negocio, aventajar a la competencia, predecir escenarios futuros o incrementar la satisfacción del cliente ofreciéndole productos y servicios más ajustados a sus necesidades, incluso antes de que el mismo consumidor las advierta.

La logística y el transporte, por supuesto, no son una excepción: Big Data permite conocer tendencias, identificar patrones, detectar necesidades, segmentar mejor el público objetivo al que dirigir las ofertas de la compañía… siempre, como decíamos anteriormente, que se cuente con las herramientas de análisis adecuadas.

No nos detendremos hoy en detallar las distintas herramientas de análisis de datos que permiten sacar el máximo partido a Big Data, dejando el asunto para otra ocasión y emplazando a la lectura de la guía E-Commerce y la nueva cadena de suministro, un recurso gratuito que nos acerca a algunos de los entresijos del nuevo escenario propiciado por el espectacular desarrollo de las TIC.

Sí, sin embargo, nos interesa concretar algunas de las ventajas que acabamos de enumerar de un modo general, aplicándolas ahora al transporte por carretera. Una concreción que, resumidamente y a modo de ejemplo, podemos exponer del siguiente modo:

  • Mejora de la eficiencia: especialmente en grandes núcleos urbanos, en los que la cantidad y la densidad del tráfico rodado representa un importante handicap para el transporte de mercancías, Big Data permite conocer en todo momento el estado actualizado y en tiempo real de la red viaria.

  • Mejora de la sostenibilidad: con los datos recabados y almacenados, por ejemplo, sobre el consumo de combustible, las emisiones de gases y, en general, sobre el impacto de las operaciones de transporte que se llevan a cabo se pueden mejorar aspectos directamente relacionados con la sostenibilidad del transporte, algo que correctamente analizado, evaluado y planificado incluso podría repercutir en una disminución clara de los costes de ciertas operaciones y una indudable mejora de la imagen corporativa.

Post relacionados:

Guía gratuita sobre la cadena de suministro customer driven