El Lead Time o Tiempo de espera de una orden es un factor característico y muy a tener en cuenta dentro de una red de logística, ya que se trata del espacio de tiempo que pasa entre la emisión de un pedido hasta que el artículo es recibido. La principal función de esta medida es ayudar a diseñar modelos rentables que puedan satisfacer las necesidades reales de los clientes, y aportar datos necesarios para optimizar el inventario dentro de la cadena de suministro

lead time

Créditos fotográficos: istock AndreyPopov

El Lead Time es uno de los indicadores de los sistemas de producción más importantes y más utilizados para la implementación de procesos productivos, ya que gracias a ellos se pueden establecer ciclos de mejora continua dentro del sistema de producción, además, el lead time también se utiliza como parámetro para conocer la viabilidad de ciertos procesos.

Los Lead times ayudan a establecer ciclos de producción y distribución estables para adaptarse al ciclo de pedido del cliente, y conocer las posibilidades de mejorar estos procesos en cuanto a su eficiencia y productividad. Un buen control del lead time y su correcta gestión puede aportar muchos beneficios a la hora de optimizar los procesos productivos y la atención de los pedidos dentro de la gestión de inventarios.

Hay diferentes tipos de lead time:

  1. Lead Time Logistic: Es el tiempo de entrega logística, es decir, el intervalo que tarda la compañía en distribuir su producto terminado tras recibir las materias primas necesarias para su producción.
  2. Lead Time de fabricación: Es el intervalo de tiempo empleado para la producción de una unidad o un lote de unidades de un producto determinado, desde que se comienza el proceso productivo hasta que la unidad está finalizada.
  3. Lead Time GAP: Es el tiempo de previsión de las necesidades del cliente, es decir, el intervalo de tiempo en el cual se realizan las previsiones de cantidades de pedido que ocurrirán en el futuro. La magnitud del GAP es directamente proporcional a los errores cometidos al llevar a cabo las previsiones.

La importancia del lead time radica en su contribución a disponer de una mayor flexibilidad y una mayor capacidad de respuesta, ya que conocer los periodos de tiempo de cada uno de los procesos facilita su optimización y permite una planificación más ajustada y segura. El lead time favorece la solución de los problemas que puedan surgir y la capacidad para hacerles frente es mayor, ya que en cierta manera y a pesar de ser un contratiempo, se tiene más controlado. Todas las empresas buscan obtener un lead time lo más corto posible, ya que es un indicador de su eficiencia productiva.

 

Ventajas de tener un lead time corto

  • Ventaja competitiva: Tener un lead time corto permite entregar el pedido al consumidor de manera más rápida, lo que se convierte en una importante ventaja competitiva, ya que posiciona a esta empresa por encima de sus competidores en cuanto a tiempo de producción, distribución y entrega.
  • Reducción de inventarios: Otra de las ventajas que ofrece tener un lead time corto es la reducción de inventarios. Tras las mejoras del lead time se adquiere una mayor capacidad de respuesta ante los pedidos y pasa a ser innecesario tener grandes cantidades de artículos en stock.
  • Sentimiento de necesidad de mejora continua y de resolución de problemas: Al tener un lead time reducido, los problemas salen antes a la luz, por lo tanto, la capacidad de respuesta es mayor. Además, en un continuo proceso de mejora como lo es la reducción del lead time, se inculcan valores de continuo aprendizaje y mejora continua para llegar a optimizar al máximo el rendimiento.

 

POST - TOFU - Enfoque customer-driven