El cierre de 2014 deja buenas noticias para el sector del transporte terrestre de mercancías, especialmente para el porte por carretera. Ya lo avanzábamos hace un tiempo: crecen las exportaciones en algunos sectores estratégicos, sobre todo hacia el mercado europeo (posibilitando el transporte de mercancías por vía terrestre), y se incrementan, paralelamente, las toneladas transportadas por carretera por primera vez desde 2007, siendo 2008 el primer año del presente siglo en que se experimenta un descenso global del tonelaje de las mercancías portadas por carretera.

transporte por carretera

La importancia de los nuevos datos de crecimiento: motivos para un optimismo moderado

No es solo, como decíamos, que en 2014 se haya vivido un repunte, aunque sea tímido, del transporte de mercancías por carretera: la importancia del dato reside en que, desde hace 7 años, el total de toneladas transportadas había sufrido un descenso progresivo y sostenido hasta el pasado ejercicio.

7 años seguidos de pérdidas que se atribuyen, claro está, primero a la desaceleración y, después, a la posterior (y profunda) recesión de la economía española, al descenso de las exportaciones en el marco de la Unión Europea, y la falta de incentivos y ayudas al sector para frenar esta caída, que sin duda alguna ha dejado un largo rastro de pérdidas irrecuperables (no solo económicas) tras de sí.

Los nuevos datos, pues, cobran una importancia mayor teniendo en cuenta estos precedentes, que representados en cifras resumiríamos del siguiente modo:

  • En 2007 se constata la desaceleración del transporte de mercancías por carretera, quedando el incremento total (transporte exterior más transporte interior) en aproximadamente 21.452 toneladas respecto al año anterior (habiendo sido el crecimiento de 2005 a 2006 de 176.882,19 toneladas).

  • La caída del total de toneladas transportadas por carretera se hace evidente en 2008, cuando se registra un total de 2.120.493,79 toneladas, haciendo patente la importante desaceleración del sector (los totales de 2007 fueron de 2.4089.77,5 toneladas transportadas, y 2.387.526,45 de toneladas totales portadas en 2006).

  • En 2009, el total de las toneladas transportadas caía notablemente por debajo de los 2 millones, quedándose en 1.711.314,15 toneladas, una cifra que se había rebasado con creces durante los ejercicios de 2001 y 2002.

Llegados a este punto, la recesión había alcanzado un punto de no retorno y el descenso de las toneladas transportadas por carretera sufrió una caída libre hasta 2013, siendo, por cada ejercicio, las siguientes:

  • 2010: 1.566.704,56 toneladas.

  • 2011: 1.466.501,64 toneladas.

  • 2012: 1.239.139,87 toneladas.

  • 2013: 1.124.832,99 toneladas.

Los datos de 2014 ya empezaron a ser algo alentadores transcurridos los dos primeros trimestres del año en positivo, y todavía a falta de ser actualizada la fuente utilizada para este breve apunte (la Encuesta Permanente de Transporte de Mercancías por Carretera del Ministerio de Fomento de España) con los datos de cierre del último trimestre, un primer recuento aproximado situaría el repunte en cifras cercanas a las obtenidas al cierre del ejercicio anual de 2012.

Obviamente, queda mucho trecho por recorrer y un largo camino por andar para recuperar en lo posible el profundo daño sufrido por el sector durante los últimos tiempos. Y ciertamente, las cifras todavía están lejos de ser mínimamente satisfactorias (ni tan solo suficientes para hablar de recuperación). Sin embargo, los motivos para un optimismo moderado están servidos, son comprobables y objetivos, y todo indica que si Europa logra bordear la nueva recesión en ciernes, no hay motivos para creer que, aunque leve y lentamente, el sector pueda empezar a remontar algunas posiciones este mismo 2015.

Post relacionados:

POST - TOFU - Innovación cadena de suministro