El comercio tradicional tiene que luchar a diario con un serio competidor: el e-commerce o comercio electrónico, cuyo volumen ha aumentado exponencialmente en los últimos años, gracias al desarrollo tecnológico. Los dispositivos móviles y el acceso a internet hacen que cualquier persona, desde cualquier parte y en cualquier momento pueda realizar una compra.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)