Los negocios de hoy son diferentes de los equipos del pasado: más dispersos, digitales y diversos. La tecnología y la cooperación empresarial son dos de sus atributos más distintivos, que marcan la diferencia en términos de éxito, sostenibilidad e innovación.