La estructura organizativa, la cultura y la estrategia de negocio están transformándose en el ámbito de la cadena de suministro y la gestión del cambio empresarial se hace imprescindible para liderar el proceso correctamente y evitar problemas derivados de una transición inadecuada.