¿Cómo saber si una empresa va por el buen camino o, si por el contrario, necesita de algunos cambios que le ayuden a retomar la ruta hacia los buenos resultados? La solución a esta pregunta se encuentra en la medición de los resultados.