Estandarización y automatización de procesos son las dos acciones empresariales que más adeptos van ganando día tras día en multitud de empresas. Y es que nadie duda de que ambos procesos traen consigo beneficios para las empresas, siendo la reducción de costes y de tiempo los beneficios insignia de dichos procesos.