En sectores como el retail, la mejora continua está muy relacionada con la implementación de soluciones verticales. Disponer de un software integrado facilita la monitorización de los indicadores clave del rendimiento, a partir de cuyas métricas se podrá analizar los cambios que conviene introducir. De forma progresiva, las soluciones verticales permiten ganar en ajuste con los requerimientos que el mercado plantea al negocio, aunque, para poder disfrutar de todos sus beneficios, antes hay que hacer una correcta elección tecnológica.

 

Las soluciones verticales que te ayudan a mejorar

Dependiendo de la industria de que se trate, habrá que escoger entre diferentes opciones de soluciones verticales. A la hora de evaluar las propuestas de los distintos proveedores de soluciones verticales, hay que atender a cuatro aspectos:

 

TEXT - TOFU - Aspectos clave estrategia operaciones

 

1. Integración: las soluciones verticales se unen al sistema con el que ya cuenta la organización. Para evitar problemas futuros, hace falta comprobar que el nuevo software a implementar podrá integrarse con los programas y aplicaciones existentes. Es importante también asegurarse de que la consolidación de la información procedente desde distintos sistemas se lleva a cabo de forma adecuada, ya que ello mejorará la visibilidad de extremo a extremo.

2. Automatización de flujos de trabajo: es una de las grandes ventajas de las soluciones verticales, puesto que fomenta la interacción y, por tanto, beneficia a la inteligencia empresarial. Al escoger software hay que prestar atención a sus posibilidades en este sentido, y decantarse por las opciones que puedan impulsar un mayor rendimiento, integrando diferentes dispositivos, sistemas, tecnologías y entornos.

3. Entorno cloud: si bien hoy día es habitual que las empresas trabajen en entornos híbridos, cloud – on premise, hay que analizar cuál de ellos es el más conveniente para las soluciones verticales. En el sector minorista es importante tener en cuenta el criterio de escalabilidad. Esta cualidad permitiría que el software escogido creciese al ritmo que lo hiciera el negocio, por lo que podría resultar más interesante centrarse en la elección tecnológica de proveedores que ofrecen propuestas basadas en la nube. Sin embargo, elegir un enfoque cloud para las soluciones verticales implica una preocupación extra, que es la relacionada con la seguridad.

4. Personalización: las soluciones verticales deben ser adaptables. Esta flexibilidad es el punto de partida para el desarrollo e implementación de nuevas capacidades. También constituye la base para customizar el producto y adecuarlo a las necesidades de la organización, que irán cambiando con el tiempo. La adaptabilidad es una apuesta segura por la rentabilidad de la inversión.

Por último, antes de finalizar el proceso de decisión que culminará con la adquisición o contrato de soluciones verticales, no hay que olvidar prestar a tención a la reputación del proveedor y la solidez de su empresa. Más allá de las características del producto, es necesario valorar si la compañía que hay detrás tendrá continuidad en el mercado y si podrá asegurar el soporte que el negocio puede necesitar. En este sentido, el Cuadrante Mágico de Gartner ofrece cada año información de calidad que aporta la perspectiva necesaria para hacer la mejor inversión, en base a una decisión bien informada.

 

Créditos fotográficos: ipopba / nd3000

 

POST - TOFU - Aspectos clave Estrategia


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)